lunes, diciembre 29, 2008

Primos

Que el abuelo fue matemático, músico, poeta y loco, ni dudarlo... y era en las fechas navideñas cuando su locura se acentuaba. Le ponía de nervios tanto alboroto, la música estridente de villancicos y los grititos de felicidad de los primos y de gente que venía con regalos a visitar a la familia. Las puertas de casa permanecían siempre abiertas y había un tráfico de amistades que no paraba de entrar y salir.

Él se escondía, se iba a la biblioteca o a pasear al jardín así estuviéramos a cuatro grados. Yo lo seguía y cubriéndolo con una manta me lo llevaba al invernadero a que recuperara su cordura en soledad, o mejor dicho, en mi compañía.
-"Hipotenusa es el lado de mayor longitud de un triángulo rectángulo, y el lado opuesto al ángulo recto. La medida de la hipotenusa puede ser hallada mediante el teorema de Pitágoras, si se conoce la longitud de los otros dos lados, denominados catetos…"

Los brotes esquizofrénicos le duraban unas horas:
-"El conjunto de los números primos es un subconjunto de los números naturales. Son mayores que 1 y divisibles por sí mismos y por la unidad. Por ejemplo, el número 7 tiene sólo dos divisores que son el 1 y el mismo 7 por lo que 7 es número primo… El número 4 tiene más de dos divisores distintos: el 1, el 2 y el 4 por lo que 4 no es un número primo."
Y se ponía a mencionar los primos menores que cien: "Son 25: 2, 3, 5, 7, 11, 13, 17, 19, 23, 29, 31, 37, 41, 43, 47, 53, 59, 61, 67, 71, 73, 79, 83, 89 y 97."
-Abuelito, ¿para qué nos sirven los números primos? –le preguntaba. Su respuesta era muy escueta, decía que para la informática… Y es que el viejo en esos momentos no estaba para dar razones, sólo repetía lo que su cabeza le iba dictando.

-La Aritmética tiene siete operaciones básicas que son: Suma. Resta. Multiplicación. División. Potenciación. Radicación. Logaritmación. A la operación conjunta de todas estas operaciones se le conoce como cálculo aritmético
Yo le decía, después de un rato:
-Ya sabemos que "El orden de los factores no altera el producto", abuelo. Así que ahora quisiera que me declamaras un poema… Por ejemplo el de La risa, de Neruda. Y él salía de su ensoñación o del mundo donde había estado y se soltaba:

Quítame el pan si quieres / quítame el aire, pero / no me quites tu risa.
No me quites la rosa, / la lanza que desgranas, / el agua que de pronto / estalla en tu / alegría, / la repentina ola / de planta que te nace.
Mi lucha es dura y vuelo / con los ojos cansados / a veces de haber visto / la tierra que no cambia, / pero al entrar tu risa / sube al cielo buscándome / y abre para mí todas / las puertas de la vida.
Amor mío, en la hora / más oscura desgrana / tu risa, y si de pronto / ves que mi sangre mancha / las piedras de la calle, / ríe, porque tu risa / será para mis manos / como una espada fresca.
Junto al mar en otoño, / tu risa debe alzar / su cascada de espuma, / y en primavera, amor, / quiero tu risa como / la flor que yo esperaba, / la flor azul, la rosa / de mi patria sonora.
Ríe de la noche / del día, de la luna, / ríete de las calles / torcidas de la isla, / ríete del torpe / muchacho que te quiere, / pero cuando yo abro / los ojos y los cierro, / cuando mis pasos van, / cuando vuelven mis pasos, / niégame el pan, el aire, / la luz, la primavera, / pero tu risa nunca / porque me moriría.

Terminando el poema comenzábamos a reír y me venía la tranquilidad al saber que el viejo había vuelto a la vida. La abuela parecía que adivinara porque justo entonces…
-¡A la mesa! –nos gritaba desde la cocina.
-¡Vamos, abuelito! Que la cena nos espera.
-Tú debes de saber que 2+2 no son 4, ¿verdad? –me decía por el camino.
-Sí, abuelito, 2+2 son tres, ya me lo habías dicho…

Nomás entrar a casa nos recibían con abrazos y besos y nuestros platos llenos de comida mientras los primos cantaban, bailaban y reían por todo lo alto.

-¡Feliz año nuevo! –gritaban por doquier.
Y era cuando el abuelo sacaba su violín y se unía, feliz, al alboroto.

Ilustración tomada de Wikipedia: "El pobre anciano no podía gritar…" www.cervantesvirtual.com

lunes, diciembre 22, 2008

Deseos de

¡Felices fiestas!

Te invito a:
DEL DIARIO CANCÚN
http://desayunocomidaycena.blogspot.com/

La segunda temporada de aquel blog donde cuento cómo me va en los restaurantes... entre otras cosas.

Les deseo que el 2009 sea un mejor año.
Que haya para tod@s:

¡Mucho amor, euros y salud!

lunes, diciembre 15, 2008

El espejo

Todos los diciembres eran iguales, nomás empezaba y con él venían los olores en la cocina.
El afecto se mezclaba entre las comidas, regalos y preparativos. El encuentro con parientes y amig@s; las carcajadas, abrazos y buenos deseos; los villancicos que cantaba a todo pulmón; las posadas y la espera de la Nochebuena y la Nochevieja.
Tanta felicidad casi se desbordaba por mi pecho de niña: ¡El abuelo nos visitaba el mes entero! (junto con la abuela y mi tía soltera, claro). Estábamos de fiesta.

En cuanto el viejo llegó, le dije:
-Mira abuelito, he comprado con mis ahorros dos décimos de la Lotería, uno es mío y el otro para ti. Este billete al principio me gustó, pero ahora me parece que es un número muy bobo.
-¡Gracias por el regalo! A ver, déjame verlo, “01729” ¡qué va a ser bobo!, es un número muy interesante, es el más pequeño que puede ser expresado de dos maneras distintas como suma de dos cubos…
Agarró la tiza y se puso a rallar la pizarra con números que demostraban la importancia de 01,729 = 1 (al cubo) + 12 (al cubo) = 10 (al cubo) + 9 (al cubo).

Las charlas con mi abuelo me llevaban a reflexionar y a ver el mundo distinto. Sin duda, pensaba las cosas de manera diferente después de platicar con él. Sentí miedo cuando vislumbré la posibilidad de que no estuviera más conmigo, me puse tan triste que la vista se me nubló y tuve la sensación de haberme ido por un túnel. Cuando desperté (fueron segundos de inconsciencia) le dije:
-Abuelito, me fui por un agujero negro o viajé en el tiempo. Me vi sentada a una mesa, escribiendo junto a un ventanal. Afuera llovía y había muchos árboles que se movían con el viento. Tengo la impresión de haber estado en una habitación que no conozco pero que he visto en sueños… o me parece.

-No era agujero negro, porque de serlo no hubieras podido salir de él ya que es una trampa cósmica. Mira, ven –me dijo.
Repuesta de la extraña sensación de haber vivido algo raro, como viajar a quién sabe dónde sin moverme de sitio, seguí al abuelo que me quería mostrar no sé qué.
-Toma esta pelotita, lánzala hacia arriba y ya ves, cae al suelo siempre. Pero si la lanzas a la velocidad de escape de la Tierra, tendrías qué lanzarla a 40,320 kilómetros por hora.
-¡Es la velocidad de despegue de los cohetes espaciales! Van a 11,2 kilómetros por segundo –le dije. Lo había estudiado en clase.

Luego, el abuelo me llevó dentro de casa, a la sala, donde había un gran espejo antiguo con marco dorado.
-Mírate en este espejo. Ahora ven hasta aquí –me señaló un metro y medio más lejos.
-¡Ya! -me miré… las coletitas caían a medio hombro; las tobilleras las había cambiado por medias de lana; vestía una falda tipo escocesa y un jersey blanco; me había puesto sombra en los ojos y ¡rimel en las pestañas!… también había crecido, estaba más alta allí, a lado de mi querido viejo.
-Estás viajando en el tiempo –me dijo-. La imagen que ves de ti misma, no eres tú ahora, eres tú hace 10 nanosegundos. Viajando a 0,3 metros por nanosegundo, la luz tarda 5 nanosegundos en ir desde tu cuerpo al espejo y otros tantos en regresar. Así que cuando nos miramos en el espejo, estamos mirando una versión más joven de nosotros mismos.
-¡Qué increíble, abuelito! Explícame más de los viajes en el tiempo…

El timbre del teléfono nos interrumpió, contesté la llamada y me olvidé por completo del abuelo, los túneles del tiempo, los agujeros negros, los números interesantes...
El viejo declamaba El futuro, de Julio Cortázar, cuando me le acerqué para darle un beso… me iba a una posada con mis amiguitas y claro, allí vería a mi compañero de clases Acuario. Y salí disparada como cohete…

Y sé muy bien que no estarás. / No estarás en la calle / en el murmullo que brota de la noche / de los postes de alumbrado, / ni en el gesto de elegir el menú, / ni en la sonrisa que alivia los completos en los subtes / ni en los libros prestados, / ni en el hasta mañana. / No estarás en mis sueños, / en el destino original de mis palabras, / ni en una cifra telefónica estarás, / o en el color de un par de guantes / o una blusa. / Me enojaré / amor mío / sin que sea por ti, / y compraré bombones / pero no para ti, / me pararé en la esquina / a la que no vendrás / y diré las cosas que sé decir / y comeré las cosas que sé comer / y soñaré los sueños que se sueñan. / Y sé muy bien que no estarás / ni aquí dentro de la cárcel donde te retengo, / ni allí afuera / en ese río de calles y de puentes. / No estarás para nada, / no serás mi recuerdo / y cuando piense en ti / pensaré un pensamiento / que oscuramente trata de acordarse de ti.

Ilustración: El espejo falso, 1935. René Magritte.

miércoles, diciembre 10, 2008

Remolinos

"Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere… ¡Me quiere!" Estaba concentrada deshojando una margarita cuando mi abuelo asomó por la puerta.
-Las margaritas silvestres tienen trece, veintiún o treinta y cuatro pétalos –me dijo.
-¡Ah!, gracias abuelo, entonces contaré los pétalos y si quiero que me quiera, y son 34 empezaré con: ¡No me quiere!; o con ¡Me quiere! si la margarita tiene trece o veintiuno, y yo no lo quiero.
-Eso es hacer trampa –me dijo sonriente, y agregó-: Debes de saber que si no eres amada es mala suerte; pero si tú no amas, es una gran tragedia. Sentir el amor es lo mejor del mundo.
El viejo sospechaba que Cupido me había disparado sus flechas. Y no se equivocaba.
Mi nuevo compañerito, ese que se emocionó al enterarse de que yo también era Acuario, me había regalado una caja de bombones y muchas sonrisas.

-Abuelo, cuando pienso en él siento remolinos acá adentro –puse la mano entre el corazón y el estómago.
Sonreía y me miraba. Sacó su violín y una melodía se escuchó en el espacio. Cerré los ojos para imaginar a mi amado: su risa, las pecas de su nariz, hablando conmigo en el recreo, cargando mis libros, comiendo juntos un helado de vainilla con caramelo… ¡leyéndome el horóscopo!

De pronto, el viejo paró la música y me invitó a que lo acompañara al rancho. Íbamos a ver cómo emprendía el vuelo un halcón peregrino. El veterinario lo había curado de un ala lastimada y ya era hora de que volara de nuevo.
Estaba encantada de presenciar tal acontecimiento que me olvidé por completo de mi compañero pecoso. El abuelo me iba explicando que los halcones son las aves más veloces de la Tierra.

-Se lanzan hacia sus presas a velocidades que superan los 320 kilómetros por hora. Podrían volar más de prisa si lo hicieran en línea recta en lugar de trazar una trayectoria en espiral cuando cazan.
-¿En espiral? ¿Por qué? –me parecía tan raro.
-Como dijo Aristóteles, La Naturaleza nada hace en vano. Los ojos del halcón están situados a ambos lados de la cara, y es la mejor manera que tienen de aprovechar por completo su estupenda visión. Vigilan con los ojos bien abiertos. No quieren fallos, así que mantienen la cabeza erguida y ladeada 40 grados mientras trazan la espiral logarítmica y controlan todo el tiempo a sus presas.

-¿Las espirales se relacionan con las galaxias? –pregunté después de que el halcón extendió sus alas y voló trazando un camino en el aire que, hubiera asegurado, era en espiral…
-Hay aproximadamente cien mil millones de galaxias en nuestro universo observable, y la mayoría tiene formas espirales… Además, se da en muchos fenómenos de crecimiento de la naturaleza. Por ejemplo, a medida que el molusco del nautilo crece en el interior de la concha, va construyendo un habitáculo cada vez mayor y sellando los pequeños que ya no utiliza. Cada crecimiento en la longitud de su concha va acompañado de un incremento proporcional de su radio. Así, el nautilo percibe una "casa" idéntica a lo largo de su vida.

-¿Y los cuernos de los carneros tienen formas de espirales?, ¿el rollo de papel higiénico?, ¿los huracanes? –preguntaba a mi abuelo mientras se me iban ocurriendo más animales, fenómenos y cosas…

En el camino de vuelta a casa, el viejo cambió el tema de las espirales y logaritmos por poemas. Fue Margarita, de Rubén Darío con el que inició el regreso poético:
Margarita, está linda la mar, / y el viento / lleva esencia sutil de azahar; / yo siento / en el alma una alondra cantar / tu acento. / Margarita, te voy a contar / un cuento.
Éste era un rey que tenía / un palacio de diamantes, / una tienda hecha del día / y un rebaño de elefantes, / un kiosco de malaquita, / un gran manto de tisú / y una gentil princesita, / tan bonita, / Margarita, / tan bonita como tú.
Una tarde la princesa / vio una estrella aparecer; / la princesa era traviesa / y la quiso ir a coger. / La quería para hacerla / decorar un prendedor, / con un verso y una perla, / una pluma y una flor. / Las princesas primorosas / se parecen mucho a ti: / cortan lirios, cortan rosas, / cortan astros. Son así. / …

Entre verso y verso, el abuelo me dijo que le gustaría conocer a mi amigo Acuario.
Esa noche soñé con pétalos de flores, caracolas, estrellas en joyas, halcones, princesas y también con signos del zodiaco que se confundían entre espirales de humo…

viernes, diciembre 05, 2008

Entre dos

Estaba en época de exámenes y no tenía claros algunos temas. Había contradicciones en lo que estudiaba. Por un lado, la materia de Ciencias y por otro, la clase de Religión. Mi abuelo estaba en casa y aproveché para preguntarle:
-¿De dónde venimos los seres humanos?
Él, rápidamente me mostró el árbol genealógico que había estado haciendo esos días de heladas tremendas cuando no salió de casa.
Dibujadas en el arbolito estaban las caras de los antepasados de sus antepasados más remotos… y por consiguiente de los míos.

-Todo ser humano comienza siendo un bebé que sobrevive sólo si recibe cuidados –me dijo.
-Eso es lógico, abuelito. Pero hoy en el colegio las monjas nos enseñaron que un señor Darwin dijo que descendemos del mono.
-¿Te hablaron las religiosas del origen y evolución de las especies? –preguntó asombrado el viejo.
-Más o menos, yo quería que nos explicaran más de los animales, pero no lo hicieron. Después de ese tema nos santiguamos y besamos la Biblia. Y luego nos contaron la historia de nuestros primeros padres, Adán y Eva, que vivían en el Paraíso, pero como pecaron, le hicieron caso a una serpiente que les habló y los invitó a comerse una manzana, cosa que tenían prohibida, vino un ángel y los echó de ahí. Y también nos dijeron que Dios creó el Universo y el Mundo y descansó el séptimo día… Pero eso no dice el libro de Ciencias.

El abuelo me miraba sin decir nada. Yo continué:
-Te soy sincera, es una historia muy linda la que nos contaron, de serpientes parlanchinas, ángeles, paraísos, pero me pareció más bien un cuento… ¿Acaso tenemos primos orangutanes?
-No solamente primos primates –me dijo y agregó-: en el mar, algunas criaturas acuáticas, semejantes a los tiburones, engendraron los primeros seres humanos que luego fueron evolucionando hasta…
-¡Abuelito! Entonces tenemos un principio, no somos infinitos…
Pero ellos, esas criaturas marinas, ¿de dónde salieron? ¿Hay un Dios, como explican mis profesoras monjas?

Mi pobre abuelo lo tenía difícil con el tema, sin embargo siempre encontraba una salida a mis cuestionamientos:
-Te lo explicaré con números. Asignemos al día presente: "Cero". Mañana será +1; pasado mañana, +2; y así sucesivamente al futuro. Y para irnos al pasado tenemos que ayer fue -1; anteayer, -2; el día después de anteayer, -3; y nos vamos hacia atrás con números negativos.
-Abuelo, nunca terminaríamos de contar con números negativos al pasado, y eso me da la sensación de que surgimos de la nada… y con números positivos tampoco acabaríamos hacia el futuro nunca.
-¡Exacto! Existe la teoría de que nuestro mundo finito se halla encajonado entre dos infinitos. Las religiones lo explican con un Ser que llaman Dios…
Esta vez fui yo la que lo miré sin hablar.

-Mejor escucha este poema de Mario Benedetti, se llama: Mundo –me dijo el viejo y se puso a declamar.
No vayas a creer lo que te cuentan del mundo / en realidad el mundo es incontable / en todo caso es provincia de ti / no vayas a creer lo que te cuentan del mundo / aun los que te aman mienten sobre / probablemente sin saber que mienten / en la vigilia te sentirás lejano / testigo de tu mundo desde el mundo / sin nubes de tu aliento en los cristales / la humareda del hombre se eleva en la noche / y no sabrás de donde viene el fuego / pero la expectativa te volverá humilde / en el mundo el abismo es un oficio / las preguntas en vano / una vieja costumbre / los desatinos / marca de abolengo / no vayas a creer lo que te cuentan del mundo / (ni siquiera esto que te estoy contando) / ya te dije que el mundo es incontable.

Dejé los libros y me puse a declamar poesías con el abuelo hasta que llegó la hora de la cena. Después vino la música y me fui a dormir tarde esa noche.
Y sin haber estudiado... casi.

lunes, diciembre 01, 2008

Helada

Estaba en un nuevo curso escolar y no entendía las matemáticas. Vislumbraba un cero en mi libreta de calificaciones. Probablemente vendría una reprimenda paterna aunada al castigo de no jugar con mis amig@s el fin de semana… era terrible y me causaba angustia.
¡Necesitaba al abuelo!

Existía la posibilidad de que el viejo viniese para explicarme lo que yo no entendía de la exposición del maestro.
-Depende del tiempo si voy o no –me dijo.
Y es que había pasado una gripe invernal y no se quería exponer a una recaída.
Esa noche estuve mirando la televisión. Quería enterarme cómo iban a estar esos días. Mi abuelo vendría si el clima era bueno.

Y el hombre del tiempo dijo que la probabilidad de que helara el sábado era del 50% y también era del 50% la de que helara el domingo… por lo que concluí que las probabilidades de heladas durante el fin de semana eran del 100 por ciento, y así se lo hice saber telefónicamente al viejo.

Mi abuelo, divertido ante tal observación y viendo que yo no había comprendido las probabilidades ni las fallas gramaticales del hombre del tiempo, me dijo que se sentiría mejor hablando conmigo que bebiendo las infusiones de canela y ajo con limón que le preparaba la abuela.

Llegó diciéndome que las personas felices no tienen historia, y que yo, siendo muy pequeña ya estaba escribiendo capítulos de mi vida.
No entendía al viejo, pero lo dejaba que hablara y hablara. Y comenzó sus argumentos citando a Plutarco: No es ningún milagro que, en el largo transcurrir del tiempo, mientras Fortuna sigue su curso acá y acullá, hayan de ocurrir espontáneamente numerosas coincidencias.

Comencé a vislumbrar algo.
-Abuelito, mi nuevo compañero de clases me dijo:
"¿Tú también eres Acuario? ¡Qué emoción!" Y la verdad, no supe por qué se emocionó tanto...
Mi abue, después de carcajearse un rato, soltó:
-Tenía la certeza de que venir a visitarte iba a ser 100% divertido. Pocas cosas me descorazonan más, que encontrarme con alguien que parece inteligente y abierto y de pronto me pregunta por mi signo del zodiaco y luego encuentra características de mi personalidad que encajan en ese signo.

-Abuelo, entonces ¿no crees en la astrología? ¿Por qué?
-No creo porque soy Capricornio y los Capricornios no creemos en la astrología.

Las explicaciones del abuelo acerca de las probabilidades y las estadísticas funcionaron un 90%, por lo que tuve en mi libreta los mejores promedios del año.

Y cuando el tema de las matemáticas y las probabilidades, coincidencias y estadísticas estaba terminado en un alto porcentaje, o eso creía yo, el abuelo concluía con frases, que a veces eran suyas:
"Nada está escrito ni nada prometido. Sólo existe el presente. Ni astrología, ni signos zodiacales, ni probabilidades de 100% de heladas potenciales…"
Entonces, sacaba el violín de su estuche (a todas partes lo llevaba) y salían melodías suaves que un 50% de las veces me incitaban a dormir.

viernes, noviembre 28, 2008

Reseña gatuna

La Micha acaba de ingresar nuevamente a la clínica, pero ahora no fue a que le liguen las trompas (lo hicieron la vez anterior que la hospitalicé) sino porque tiene mastitis (unos pechitos enormes que le duelen).

La estuve curando como me dijo el veterinario, le daba sus antibióticos, le ponía fomentos de agua caliente en las tetas, le sobaba… pero sus hormonas seguían produciendo leche y no había manera de que los gatitos mamaran más y a ella le dolía y no quería que se le acercaran y se le fue acumulando la leche e hinchando su busto…

Al Groucho (foto) lo adoptaron unos vecinos.

¿Por qué debería preocuparme por la posteridad?
¿Qué ha hecho la posteridad por mí?
Groucho Marx

sábado, noviembre 22, 2008

Sin alcanzarla

¿Cómo decirle al abuelo que me explicara otra vez la Paradoja de Aquiles y la Tortuga? (Ya me la había explicado tres veces y no la podía comprender...)

Él, con tiza en mano, dibujaba una tortuguita y a un fortachón vestido a lo atleta griego:
-Aquiles era el más veloz de los veloces y decidió darle ventaja a la tortuga y debido a eso, nunca le pudo ganar.
-Pero, si corría más rápido ¿cómo es que no la pasaba? –preguntaba al viejo, mientras daba lechuga a mi mascota (una tortuga que vivía en el patio de casa y aparecía de vez en cuando).
-La tortuga siempre va un espacio adelante de Aquiles que corre diez veces más ligero que la tortuga y le da una ventaja de diez metros. Aquiles corre esos diez metros, la tortuga corre uno; Aquiles corre ese metro, la tortuga corre un decímetro; Aquiles corre ese decímetro, la tortuga corre un centímetro; Aquiles corre ese centímetro, la tortuga un milímetro; Aquiles el milímetro, la tortuga un decímetro de milímetro y así infinitamente, sin alcanzarla…

-Abuelito, sigo sin entender –le decía.
El viejo me tenía una paciencia enorme (yo era su nieta favorita).
-Te lo explico de otro modo: Apolo, un dios inmortal, después de haber nacido, se hace cada vez más viejo, sin límite. Pero nunca llega a un cumpleaños infinito. Siempre es más joven que su padre Zeus. Las edades de ambos son en potencia infinitas, pero nunca infinitas en acto…

¡Qué enredijo! Mejor lo miraba hablar. Nunca iba a entender del todo, aunque a medida que él explicaba, algo iba vislumbrando. Y me situaba a la mitad de la mitad de la mitad del espacio y el tiempo de la explicación del abuelo.

-¡A comer! –anunciaba la abuela.
Corríamos, y yo le daba ventaja al viejo, pero él sí llegaba primero a la mesa… era complicado esto de las paradojas de Zenón.

La sobremesa a veces era de poesía, y todos debíamos de recitar un poema. Pero ese día, el abuelo estaba terco con el tema.
-La paradoja es una especie de enigma: ¿Cuánta tierra hay en un agujero de dos metros de ancho, dos metros de largo y dos metros de profundidad?
Y hacíamos cálculos mentales para responder al abuelo que luego nos premiaba con dulces y regalos si respondíamos bien y si no, también.
-¡Ocho metros cúbicos! –contestaba el/la más aventajad@ en matemáticas.
-¡No! –dijo el viejo.
-Nada. Porque en un agujero no hay tierra –dije.
-¡Muy bien! ¿Qué quieres de premio?
-Quiero que me respondas, abuelito, ¿qué fue primero, la gallina o el huevo?…
Con esta pregunta le había ganado. O, quizás ¿me había dado ventaja?

El abuelo terminó la sobremesa con una cita de Bertrand Russell. Después fue por su violín y la música llegó para silenciar las paradojas que en esa época me parecían tan incomprensibles como ahora…

Gran parte de las dificultades que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes, llenos de dudas.

sábado, noviembre 15, 2008

Llegará

El deseo es vida.

Si cruzo los dedos, no estoy mintiendo.
Si toco madera, no sucederá.
Si digo lagarto, lagarto, se aleja la mala suerte.

Obtener lo deseado fácilmente, nos puede conducir a la superstición. Tal vez a hacer las cadenas, que llegan a nuestros correos. Si no las hacemos, las peores desgracias podrían caer sobre nosotros.
¡Una calamidad!

Sin embargo, si enviamos a diez, quince o siete personas la información recibida, resolveremos todos nuestros problemas en un santiamén, unos minutos, horas o quizás en tres días o una semana…
Como le sucedió a Fulanit@, que se curó de esa enfermedad mortal, o a Menganit@, que recibió una herencia inesperada justo cuando estaban a punto de quitarle su casa…

Los memes no amenazan desgracias si no los sigues, pero no hacerlos a veces trae mala conciencia… No sé si me gusten o no, pero si mis amig@s virtuales hacen uno y no me invitan es que no me quieren, me excluyen, no me toman en cuenta…

Soportándome me eligió a mí y a seis más, para hacer el meme de las "7 particularidades de mi persona". No sé si sentirme honrada, o pensar que es una memez…
Pero al final decidí hacerlo, y el reflexionar en cómo supongo que soy, me llevó a los siguientes 7 puntos:

1) La curiosidad mató al gato… no lo puedo evitar, me declaro curiosa.
2) Por regla general imagino todo o casi, antes de que suceda.
Y a veces parece que ando en las nubes.
3) Invento historias que luego casi me las creo (mentirosa)… ¿seré escritora?
4) ¡Ah!, busco el placer hasta en las dificultades. Un poco sibarita, quizás.
5) Lenta para reaccionar. Un día o un siglo después.
6) Me gusta el calorcito tropical. Sudar y poca ropa.
Asolearme bajo una sombrilla. Ver la luna y las estrellas.
7) A veces, brusca para decir las cosas… y mi arrepentimiento luego no me deja dormir.
Dice mi compañero que agregue: Muy muy muy terca y un poco soberbia.

Dejo este meme, que viene de parte de Soportándome, a: Dull, Alba, Avelina, Chilangoleón, Marichuy, Juan de Lobos y Mita.

Ya sé que es un rollazo este tipo de encargos… no es obligatorio, pero si lo haces te aseguro tendrás una suerte increíble los próximos diez años.

Te doy a elegir:
Ganar la lotería (aunque no compres boleto).
Encontrar un maletín lleno de dólares y euros.
Tropezar con un diamante más grande que los de Liz Taylor, y por supuesto es para quien tropiece.
Recibir una herencia fabulosa de algún pariente.
De pronto ser más bell@s, inteligentes, simpátic@s, saludables, etcétera.
Amad@ por todo el mundo. Vendrá la fama y la gente te imitará. El amor, el amor… y sexo.
Tus manuscritos, cuentos e historias medio incompletas que tienes en los archivos de Mis documentos se convertirán en best sellers…

¿Se te ocurre algún otro premio?

Nomás les digo que por haber hecho este meme, la buena fortuna estará tocando a mis puertas. Y en menos de cuarenta y ocho horas habrá una llamada importantísima en mi celular y mi correo tendrá una noticia impresionantemente buena…

Voltaire, dice:
Sólo es inmensamente rico aquel que sabe limitar sus deseos.

¡Buena suerte!

Soportándome: http://menudolatazo.blogspot.com/

Ilustración: Wikipedia. Homenaje a Voltaire en un billete bancario francés (de la segunda mitad del siglo XX).

martes, noviembre 11, 2008

Sin fallo

La Micha tendrá qué pasar por quirófano, es necesario que le liguen su aparatito reproductor… me explicaba el veterinario que cada vez que tienen coito, las gatas ovulan. Y no fallan, por supuesto, sus “encargos” a la cigüeña.

Y asociando…
La estampa, varonil y joven del apuesto y dinámico Obama en la pantalla de mi televisor, me llevó a recordar la definición de pene y orgasmo que escribí (cité) en este espacio, en octubre de 2006:

"Pene:
Todas las sociedades organizadas se dedican a controlar el uso de este notable instrumento. (…) Los dirigentes electos son tan potentes, de hecho, que nos sentimos obligados a insistir en que sean semicastos, que se limiten a la sexualidad monógama, preferiblemente con la novia de su juventud, sobre todo si se parece a su madre. (…)
Orgasmo:
La experiencia emotiva más común, a veces compartida,
a veces no. (…)
Según la Organización Mundial de la Salud, hay más de cien millones de orgasmos por día, con lo cual es miles de veces más común que el nacimiento y la muerte. (…)
Diccionario del que duda. John R. Saul."

La Micha está tranquila en la terraza, juega y retoza con sus hijitos, ignorante del mañana…

Ilustración: Farinelli, retratado por Corrado Giaquinto, c. 1753.

sábado, noviembre 08, 2008

Cero

Idea peligrosa, extraña y temible.
La nada y la eternidad, lo infinito y el cero.


Esto parece lógico:
Nadie necesita registrar cero caballos en las carreras.
Ni yo escribo aquí para que me lean cero personas ;)
Si quieres un durazno y no hay, no dices: tengo cero duraznos, más bien piensas que ya te los comiste todos.
No es necesario un número para expresar que algo falta.
Durante mucho tiempo, la gente se las pudo arreglar perfectamente sin el cero.

Y mi abuelo comenzaba a hablar…
“El cero llegó de Oriente a los griegos y éstos en un principio no lo quisieron, lo aborrecían, aún sabiendo que era útil y necesario.
Decían que era peligroso… porque estaba asociado al vacío y a la nada, y el caos y el vacío despertaban un miedo atávico.
Y es que en el universo griego, creado por Pitágoras, Aristóteles y Ptolomeo, no había nada que se asemejara a la nada.
No existía el vacío.
No había cero.
Y al aceptarlo ¡tenían que desmantelar su propio universo!...”

Después, el viejo dibujaba en la pizarra a un hombre tatuado, con un collar y la cabeza echada hacia atrás.
“Así simbolizaban los mayas al cero”, dijo señalando el dibujo, y agregó:
“Nadie tenía un año cero, ni empezaba el mes con un día cero. Los mayas, sí. Además registraban la fecha de sus eventos importantes en función de su día cero. Esto sucedía entre el 300 a.C. y el 900 d.C.”

Anécdota de un genio:
“Waclaw Sierpinski, el gran matemático polaco, temía haber extraviado una de sus maletas.
“¡No, querido, las seis maletas están aquí!”, dijo su mujer.
“No puede ser”, dijo Sierpinski, “las he contado varias veces: cero, una, dos, tres, cuatro y cinco.”
El libro de los números, de John Canway y Richard Guy:

Y, tod@s sabemos que:
Un cronómetro arranca de 0:00.00 y sólo alcanza 0:01.00 cuando ha transcurrido un segundo.
El cuentakilómetros de un coche marca 00000 cuando ha salido de fábrica.
La jornada militar empieza a las 00:00 horas.
La primera hora del día comienza cero segundos después de medianoche.

¿El siglo comenzó en el año 2000, o quizás fue en el 2001?
Un bebé que no ha cumplido un año, ¿tiene cero años?

Diez. Nueve. Ocho. Siete. Seis. Cinco. Cuatro. Tres. Dos. Uno. Cero.
¡Despegue!

El lugar más frío en la naturaleza está en las profundidades del espacio exterior. Allí la temperatura es de 3 grados por encima del Cero Absoluto.
Y el Cero Absoluto es igual a -459.67 grados Fahrenheit, o sea:
-273.15 grados Centígrados.
¡Qué frío! ¡Brrrrrrr!

Hay quienes afirman…
Que el universo nació en el cero. Del vacío, de la nada absoluta, se produjo una explosión que creó toda la materia y toda la energía que conforman el universo.
El Big Bang resultaba una idea espantosa para muchos científicos y filósofos.

“Sin embargo, si descubrimos una teoría completa, con el tiempo debería ser comprensible a grandes rasgos por todo el mundo, no sólo por unos cuantos científicos. Entonces, podremos todos, filósofos, científicos y gente común, participar en la discusión acerca de por qué nosotros y el universo existimos. Si diéramos con la respuesta, sería el mayor triunfo de la razón humana porque entonces conoceríamos la mente de Dios.”
Stephen Hawking

“El universo empieza y termina con el cero.”
“Me aterroriza el silencio del espacio infinito”
Mientras escuchaba las frases solemnes del abuelo, recordaba que no había hecho la tarea escolar y seguro a fin de mes estaría llena de ceros mi libreta de calificaciones…

Pero cómo no hacerle caso al viejo, si antes de dormir se ponía a declamar:

Mi saldo disminuye cada día / qué digo cada día / cada minuto cada / bocanada de aire.
Muevo mis dedos como si pudieran / atrapar o atraparme / pero mi saldo disminuye.
Muevo mis ojos como si pudieran / entender o entenderme / pero mi saldo disminuye.
Muevo mis pies cual si pudieran / acarrear o acarrearme / pero mi saldo disminuye.
Mi saldo disminuye cada día / qué digo cada día / cada minuto cada / bocanada de aire.
Y todo porque ese / compinche de la muerte / el cero / está esperando.
Cero. Mario Benedetti

Grabado: Laura Elenes, El señor del rabinal.

sábado, noviembre 01, 2008

Estrella más lejana

Recuerdo el día que mi abuelo me enseñó el Googol.
"Es un número largo que no puedes entender, pero es finito. Se escribe así…"
(Y llenó la pizarra de un 1 y cien ceros):
1000000000000000000000000000
0000000000000000000000000000
0000000000000000000000000000
00000000000000.
"El nombre se lo puso un niño de 9 años (era mi edad en ese tiempo) sobrino del matemático Kasner." (¿Serían amigos?)

-Pero Googolplex es más largo –me explicó-. Es un 1 seguido de un Googol de ceros. Para que te hagas una idea de su tamaño, puedes escribir ceros sin parar, llenar las habitaciones de ceros de todas las casas del Mundo, las calles repletas de ceros y no tendríamos espacio suficiente ni aún cuando escribiéramos por todos los rincones de la Tierra, montañas, desiertos, valles y luego nos fuéramos a la estrella más lejana del Universo, le diéramos varias vueltas, paseáramos por las Galaxias, y sin dejar de escribir ceros y ceros cada centímetro del camino y volviéramos, y seguiríamos escribiendo ceros…

¡Ay!, algo le pasaba al viejo... estuvo todo el fin de semana haciendo circulitos, sin comer y sin dormir, hasta que se le terminaron las tizas, o -ahora pienso- mi abuela las escondió.

Un dato curioso:
A Google (antes Backrub) le pusieron así en 1997.
Fue debido a un error ortográfico de Larry Page (uno de los socios) ya que la intención era llamarle Googol. (Fuente: Wikipedia.)

Un Googol de felicitaciones a quien gane el Premio "Mejor blog por votación".

Y para terminar, tres máximas que repetía el abuelo:

Con números se puede demostrar cualquier cosa.
Thomas Carlyle.

La razón siempre ha existido, pero no siempre en una forma razonable.
Karl Marx.

Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo.
B.B. King.

Googolplex de gracias a todas las personas que me visitan, que me dejan comentarios y que me han dado sus votos…

Ilustración: Grabado Flammarion. París, 1888.

miércoles, octubre 29, 2008

Espacio infinito

Si rascamos un poco en las historias familiares encontramos que hay un hermano aventurero, la prima monja, un pariente en la cárcel, la hermana anarquista, el tío millonario, un cuñado loco, algún@ cantante, el de derecha o la de izquierda…

En mi caso: el abuelo.
No hacía más que tocar el violín, declamar poemas y despilfarrar la herencia de la familia (nunca trabajó en su vida). También era físico matemático y medio loco.
-¿Qué número es seis dos veces?preguntaba el viejo.
-¡Doce!
–respondíamos.
-¡Tres! –corregía él.

En las vacaciones de verano nos entretenía con problemas de matemáticas:
Un barco navega por el océano, salió de Barcelona, lleva una carga de aceite de oliva de 150 toneladas y se dirige a Veracruz; la vela de la Mayor se rasgó en la tormenta, el mástil principal está roto, el marinero de cubierta descubre un polizón, hay doce pasajeros más, el viento sopla Oeste-Norte-Oeste, son las seis y media de la mañana en el reloj y estamos en el mes de abril. ¿Cuántos años tiene el capitán?

Luego nos salía con:
No nos une el amor sino el espanto; / será por eso que la quiero tanto (…) Borges.

Hubo días veraniegos en los que sólo tocaba el violín.
Sentada, lo miraba cuan largo y flaco tocar su instrumento durante horas hasta que los ojos se me cerraban de sueño.

Después, aparecía dicharachero y salpicaba sus conversaciones con aforismos, proverbios y carcajadas. Cuando ya la fortuna estaba por acabarse (y nadie en la familia lo sospechaba siquiera) soltaba:
Lo necesario, aunque cueste sólo un centavo, es caro. Lucio Séneca.

A menudo se dirigía a nosotros (sus niet@s) declamando:
Juventud, divino tesoro, / ¡ya te vas para no volver! / Cuando quiero llorar, no lloro... / y a veces lloro sin querer. (…) Rubén Darío.

Algunas veces, al despertar de sus letargos musicales, decía solemne:
Me aterroriza el silencio del espacio infinito.
Y comenzaba a escribir ecuaciones y logaritmos en una pizarra.

Ya enfermo y en cama, seguía...
Acércate, me dijo:
Polvo serán, mas polvo enamorado (…) Quevedo.

Recuerdo que fue de Amado Nervo el último poema que declamó sin olvidar ni un verso… ¡pocas horas antes de morir!:
Amé, fui amado, el sol acarició mi faz. / ¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz! (…)

Heredé de mi antepasado, además del violín, la curiosidad por las frases y los aforismos y realmente disfruto analizando cada un@ que encuentro…

Woody Allen podría ser un exótico pariente de cualquier lector de este blog.
¿Te gustaría que fuera tu abuelo, tío, cuñado…?
Me despido con tres de sus máximas:

1) De pequeño siempre quise tener un perro, pero mis padres eran pobres y sólo pudieron comprarme una hormiga.

2) Hice un curso sobre lectura rápida y leí Guerra y Paz en veinte minutos. Creo que decía algo de Rusia.

3) No creo en una vida más allá, pero, por si acaso, me he cambiado de ropa interior.

¿Cuál es tu frase o aforismo favorit@?

PD. Nunca supimos la edad del capitán.

Ilustración: El violín de Pablo Picasso

sábado, octubre 25, 2008

Buscando también

Perlas en los principios...

Este inicio de novela me atrapó tanto que le seguí y le seguí sin moverme del sillón (no quería ni respirar, en serio) hasta que llegué al final:

"Todo ser humano es el resultado de un padre y de una madre. Se puede no reconocerlos, no quererlos, se puede dudar de ellos. Pero están allí, con su cara, sus actitudes, sus modales y sus manías, sus ilusiones, sus esperanzas, la forma de sus manos y de los dedos del pie, el color de sus ojos y de su pelo, su manera de hablar, sus pensamientos, probablemente la edad de su muerte, todo esto ha pasado a nosotros. (…)"
Comienzo de El africano, su autor es el Nóbel de Literatura J.M.G. Le Clézio. (Adriana Hidalgo editores, Buenos Aires.)

Este principio me atrae por… contundente:

"Mi madre murió en el momento en que yo nací, y así, durante toda mi vida, no hubo nunca nada entre yo y la eternidad; a mi espalda soplaba siempre un viento negro y desolado. (…)"
Fragmento del inicio de La autobiografía de mi madre. Jamaica Kincaid. (Editorial Lumen, Barcelona.)

Si escribieras tu autobiografía, ¿cuál puede ser el primer párrafo de tu vida?
Yo escribiría, más o menos:

"Nací en la frontera norteña, en el Puente Internacional, justo allí donde está el letrero que marca la mitad del Río Bravo y hace la división de los dos países. Me recibió la vida con una placa que dice algo así como: Bienvenid@s a México. (...)"
Principios de Coro. (Cancún.)

Me está esperando en el buró, una novela que comienza:

"Para ser un hombre de su edad, cincuenta y dos años y divorciado, a su juicio ha resuelto bastante bien el problema del sexo. (…)"
Desgracia de J.M. Coetzee. (Mondadori, Barcelona.)

Todos los inicios de autobiografía que quieran dejar aquí, serán…
¡Bienllegados!


Fotografía tomada de Wikipedia.

miércoles, octubre 22, 2008

Perlas descubiertas

A los gatitos los cambié de lugar en la terraza, los ubiqué en un sitio más protegido de la lluvia, dentro de una caja nueva y seca.
La Micha (madre) estuvo de acuerdo con la decisión tomada y los movimientos realizados (vivimos en una casa democrática).

Estos últimos días he visitado muchos blogs. Con la grata sorpresa de que son más las perlas que descubrí que las baratijas encontradas. Cuando haya pasado todo esto (concurso de 20minutos) y tenga más tiempo disponible, mostraré algunos de mis favoritos aquí, en Intermedio literario.

Cada vez que visito por vez primera un blog es como si entrara en la casa de su autor@; me sentara en la sala a charlar, o en un banquillo de la cocina y ¡me comiera lo que hay! Si la escatología es tema recurrente, paso al baño; o a echarme en la cama del dormitorio si de intimidades va; y con la confianza de poder discutir, opinar, dar consejos, tomarlos o callarme. Con todo mi respeto… y prudencia.

Llanto, risas, salud, enfermedad, conflictos, despedidas, circos, posibles suicidios, cucarachas, moda, punk, fotos, gat@s y perr@s, lobo, música, fresas, culpa, amores, superficialidad, religiones, tonterías, mentiras, realidades, pensamientos, vecina, reflexiones, fantasías, viajes, videos, anécdotas, sexo, política, dibujos, investigaciones, colores, cine y letras, y letras y literatura, autores y escritos… que nos acercan como a una gran familia unida por “el blog”.

¡Felicidades!

PD. Si es la primera vez que me visitas, recomiendo las lecturas de:
1) Saludos… lo encontrarás en febrero de 2007.
2) Rojo… marzo de 2007.
3) Con diamantina… diciembre de 2007.
4) Cinco grandes… octubre de 2008.
5) Por qué… septiembre de 2008.

PD. Si se te ocurre otro... ¡bienvenido!

lunes, octubre 20, 2008

El inicio

Premios 20Blogs Todo comenzó un día del 2006 cuando vino mi amiga Martha Avelina a comer a casa, y mientras tomábamos el vermut, se sentó frente a la computadora, abrió su blog y me lo enseñó.

“¡Qué maravilla!” fue lo primero que pensé.
De lo que me he estado perdiendo” lo segundo.

Estuve dormida antes de la visita de Avelina, sin duda.
Quiero uno” le dije a Martha.
Y, comenzó mi aventura… con un vermut, los olores de la comida y una amiga en casa enseñándome el mundo.
¡El mundo de los Blogs!

El primero lo llené de cuentos que guardaba en Mis documentos: historias, relatos y artículos que fui escribiendo en los últimos años. Luego, durante horas estuve leyendo blogs y dos días después, borré todo lo que había publicado y abrí este:
“Intermedio literario”.

¿Cómo fue tu primera vez?

PD. 1. Estoy participando en un concurso de blogs.
PD. 2. Llevo 2 votos... (¡gracias!)
PD. 3. Me gustaría llevar más...
;
)


PD. 4. El blog de Martha Avelina:
http://cronicasdefamilia-avelina.blogspot.com/

viernes, octubre 17, 2008

Escritorio

En crisis negativa.

Microsoft World espera: “Archivo, Edición, Ver, Insertar, Formato, Herramientas, Tabla, Ventana y ?...” Miro el signo de interrogación con la esperanza de que me llegue algo ¡rápido!
Y, no…


Hoy tengo clase de yoga. Podría escribir acerca de la respiración: Inhalar, exhalar, inhalar, detener el aire, uno dos tres cuatro cinco seis siete ocho, ¡exhalar!... ¡Otra vez! Inhalar, exhalar…
No, no.

Tal vez contar que comeré chiles rellenos de carne molida con salsa de tomate, guacamole, tortillas y frijolitos. O que en este momento estoy bebiendo agua de chaya y miro cómo un tucán se posa en la rama de un árbol.
Noooo.

Que los 4 gatos que nacieron en mi terraza ya tienen nombre: Lenin, Dalí, Sacbé y Obama. Son muy tragones. Su comida sirve también a las hormigas y a las lagartijas. Y que la gata corretea a las cuijas y se las come.
Nonono…

Escribir que esta noche veré películas en casa… y en mi sillón imaginaré a bloggers: vestid@s para salir; cenando manjares y entablando conversaciones sobre páginas de Internet; con una copa de cava en la mano, confesando desnudos virtuales en chateos candentes. Mientras, la luna de octubre ilumina protectora las pantallas de sus laptops.
No.

Inhalar, exhalar, inhalar: detener el aire, uno dos tres cuatro cinco seis siete ocho. ¡Exhalar! ¡Otra vez! Inhalar…
No, no.

Mejor me despido y deseo para tod@s:
¡Buen fin de semana!
Y, no…

PD. ¿Alguien sabe si existen las crisis positivas?
Ilustración: Dalí desnudo, 1954

miércoles, octubre 15, 2008

Pocas palabras

Que dicen mucho:

Sé ligero mas no superficial.
Recomendable…

La verdad es un enredo de mentiras.
¿Síiii?

El impacto de su luz es como la brevedad de la vida.
¡Relámpagos!

Además de perros, los amores son gatunos.
Adoro los mininos.

Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa.
Donde no pasa nada, todo puede pasar.
Cuánta complicación…

Perogrullada.
Verdad o certeza que, por notoriamente sabida, es necedad o simpleza el decirla.
Real Academia Española.

sábado, octubre 11, 2008

Mordisco de amor

La gata que parió en mi jardinera intenta morderme las piernas cada que salgo a la terraza.
A mi compañero le encajó los colmillos en serio, y le sacó sangre hoy, cuando fue a llevarle comida.
Se le acercó mimosa, sin embargo... ¡zaz! la malagradecida va y lo muerde.
Él, diciendo de improperios $&#%$& fue a lavarse con abundante agua y jabón para desinfectar la herida.
Y ella: ¿Miau?

Es una gata del edificio, anda por los jardines y duerme en las terrazas. La gente le da comida porque acosa con maullidos cuando tiene hambre. Está domesticada, era de unos rusos que vivieron aquí hace años.
Gatúbela se instaló con sus 4 crías en la terraza y nos convertimos, como si hubiera sido alguien de la familia, en responsables del asunto.

Fuimos presurosos al súper y realizamos compras, emocionados, orgullosos… hasta cierto punto nos honraba que la gata eligiera nuestro sitio para criar.
Así que no escatimamos en precios y le compramos una cama, para que estuvieran cómod@s, croquetas de diferentes sabores, latas, leche, yogurt, jamón y salchichas.

L@s hij@s van creciendo, ya cumplieron diez días. Se ven gord@s, sólo comen y duermen. A la gata le brilla el pelo negro como nunca antes. Se lame y l@s lametea limpiándoles todo. L@s atiende de inmediato cuando maúllan, se echa y se pone para alimentarl@s.

¿Por qué nos muerde?
Aquí encontré una posible explicación:

Mordedura, mordisco.
(…) La marca de los dientes sobre la carne es como la impronta de algo espiritual: amor, pasión.
Es el sello que indica una voluntad de posesión, intentada o fallida. (…)

O, quizá sea una seducción que no entendemos...

http://bigoteprieto.blogspot.com/2007/02/el-gato.html

-Bibliografía: Diccionario de los símbolos. Jean Chevalier, Alain Gheerbrant. Herder.
-Ilustración del menú de Els 4 cats, Barcelona. Pablo Picaso.

jueves, octubre 09, 2008

Posturas

Y variaciones de lo mismo…
Personajes que han figurado en la historia del sexo.

1824 Mary Wilson
Tenía la ilusión de abrir un prostíbulo de hombres para una clientela de mujeres ricas. Publicó su proyecto en Londres pero las autoridades no le permitieron realizarlo.
Lástima…

1830 Joseph Smith
Fundó en Estados Unidos la secta mormónica que propone la práctica intensiva de la poligamia.
Y aún…

1952 Él o Ella
En Dinamarca y tras una serie de operaciones e inyecciones, el soldado norteamericano George Jorgensen se convirtió en la actriz Christine Jorgensen.
Y aseguran quedó estupenda...

1953 Hugh Hefner
Primera edición en Estados Unidos de la revista Playboy.
Trae muy buenos artículos… en serio.

1961 Nikita Kruschev
El premier soviético, en una visita a Hollywood fue al cine y se molestó muchísimo por el material indecente de la película Can Can.
¿Alguien sabe si dio de zapatazos?

Y para terminar esta sección:

1977 Allen
"Una vez tuve un orgasmo, pero mi médico me dijo que no era el correcto."
Lo dice una joven en la película Annie Hall de Woody Allen.
Se supone que es la primera mención de la palabra “orgasmo” en un diálogo del cine gringo.

Autor de la ilustración: Toulouse-Lautrec.

martes, octubre 07, 2008

La historia

Del sexo en la religión

1382 Teólogo John Wycliffe
La palabra sexo apareció escrita por primera vez en la Biblia. Traducción hecha por Wyclyffe, prohombre de la reforma protestante.
(¿Cómo le llamarían antes…?)

1555 Papa Paulo IV
Ordenó pintar con ropas los desnudos de la Capilla Sixtina, obra de Miguel Ángel.
(¿Por qué…?)

1565 Convento de Nazareth
Sucedió en Colonia, Alemania. Dicen que convulsiones eróticas a gran escala asaltaron a las monjas del convento.
(A quien le interese: propongo una excursión para el verano…)


1714 La Iglesia Católica
Anula la obligación que tenían los hombres de mencionar al confesarse el nombre de la mujer o mujeres con quienes pecaban. Muchos curas utilizaban los datos en su provecho.
(Unos dejaron de ser chivatos, y otros, se quedaron con las ganas…)

1770 Papa Clemente XIV
Dejó sin efecto la castración de niños que tenía por objeto conseguir voces para coros religiosos.
(¡Ay! Pobres chiquitos…)

Me estoy preguntando seriamente si el sexo será pecado…

Bibliografía: Una enciclopedia de datos inútiles. Ediciones de la flor. Homero Alsina Buenos Aires, 1986.
Ilustración: Pecado original, Bóveda Capilla Sixtina. Wikipedia.

domingo, octubre 05, 2008

Cinco grandes

En la historia del sexo

1677 Anton van Leeuwenhoek
Médico holandés. En los inicios del microscopio, descubre en su propio semen la existencia de organismos móviles, que luego fueron identificados como espermatozoides.
(Esos pequeñines jugaban a las carreras, se peleaban y ganaba siempre el más fuerte…)

1729 – 1796 Catalina la Grande
Emperatriz de Rusia. Recomendaba seis actos sexuales diarios como medida higiénica y saludable. Los integrantes de su guardia Imperial eran sometidos a un examen de funcionamiento a cargo de las ayudantas imperiales.
(Las ayudantas, luego de probar, recomendaban los mejores a la Emperatriz ¡ganona!)

1740 – 1814 Conde Donatien Alphonse Marqués de Sade
Cultor del sexo y la crueldad, creador involuntario del sadismo, escritor de sus experiencias reales o imaginarias. Fue internado en el manicomio de Charenton.
(Interesante personaje que no me hubiera gustado conocer… ¡de verdad!)

1836 – 1895 Leopold von Sacher-Masoch
Escritor austriaco que necesitaba inflingirse dolor para lograr el placer. Sin proponérselo inventó o descubrió el masoquismo.
(Ya saben, éste y el anterior: la pareja ideal.)

1872 Joseph R. Bech.
Este médico de Indiana publica la primera descripción científica de un orgasmo femenino tras un experimento en su consultorio.
(¿Todavía habrá médicos así? No me ha tocado ninguno… ¡lo juro!)


Bibliografía: Una enciclopedia de datos inútiles. Ediciones de la flor. Homero Alsina Thevenet. 1986, Buenos Aires.
Ilustración: Wikipedia. Catalina la Grande

jueves, octubre 02, 2008

Geniales

Estos dos personajes...

"Maquiavelo, Nicolás
Autor del primer libro de autoayuda acerca de cómo triunfar en el poder y mantenerlo, que pudo haber sido best-seller en la Navidad de 1513. (…)"

"Freud, Sigmund
Un hombre tan insatisfecho con sus padres que consagró la vida a convencer a quien quisiera escuchar -o, mejor dicho, a quien quisiera hablar- de que sus padres eran igualmente malos.

Su campaña convenció a millones de personas de que si lograban comprender por qué sus padres y su infancia los habían hecho tan infelices podrían vivir más felices.
Esta teoría se ha aplicado a gente infeliz durante tres cuartos de siglo. (...)"

Fuente: Diccionario del que duda. John R. Saul. 2000 by Ediciones Granica, S.A. Ensayo.
Ilustración: Machiavelli con las insignias de oficial público florentino. Wikipedia.

martes, septiembre 30, 2008

Realidad

Que no te afecte, ¡quítate los lentes!
La vida sin mis gafas la miro borrosamente más bella, creo.


"Me corroe la duda. ¿Y si todo fuera ilusión? ¿Si nada existiera? En este caso habría pagado demasiado por mi alfombra".
Woody Allen

Wikipedia:
"Ilusión
es cualquier distorsión de una percepción sensorial. Cada uno de los sentidos del cuerpo humano puede ser afectado por ilusiones.
Ilusiones mentales, ópticas, auditivas, olfativas, del gusto, del tacto (…)".

Una esperanza. Un anhelo…

¿Cuál es tu ilusión?
Ilustración: Montando una alfombra mágica, cuadro de 1880 de Víktor Vasnetsov.

sábado, septiembre 27, 2008

Un sábado en Cancún

8:00 Levantarte de la cama y asearte
Si no estás desvelad@ porque la noche anterior has ido al cine y a cenar; a una fiesta con amigos; te largaste a un antro, y además de beber, fumaste; la lectura de un libro no te dejó cerrar los ojos hasta la madrugada; o quizás una visita nocturna especial todavía está…
(Si tienes resaca y te sientes morir, no te levantes hasta las tres o cuatro de la tarde, come, vuelve a la cama y cuídate todo el día. ¡Y bebe muchos líquidos!)

8:30 Lavandería
Sacas todos tus trapos sucios, incluidas las sábanas y las toallas, los echas en una bolsa de plástico gigante, ésas que son para la basura, y ya con el bulto enorme ¡a lavar!, menos la ropa interior, ésa te recomiendo la laves a mano y que además del detergente, le pongas suavizante. (Si no tienes bolsas enormes de basura, te sugiero que metas la ropa en la funda de la almohada que también está sucia.)

9:00 Desayunar
Fuera de casa, si quieres un bocadillo y un cortado (de ésos típicos de los bares) descubrirás que no hay. Tendrás que optar por los huevos, en sus diferentes maneras de cocinarlos (te recomiendo los rancheros, aunque mis favoritos son los divorciados). Un café americano y un cruasán es una buena opción… También puedes desayunar “gorditas de doña Tota”, son mis preferidas por su alucine de sabores. (Lo que más se parece a los bocatas son las tortas.)

10:00 Video Club
Alquilar unas tres películas; una de estreno, otra de cine de arte y una comedia romántica (mi género favorito).

10:30 Supermercado
Con una lista en la mano surtes lo que haga falta en la nevera. Puedes ir a cualquier súper que encuentres, menos a los wallmarts porque ahí suelen quedarse con tu cambio y a veces no llegan todos los productos que has comprado, te roban al empaquetar (ver mi post “Quién comerá chocolate hoy”).

13:00 Descansa
Después de acomodar las cosas del súper te mereces un descanso. Abre una lata de refresco (o una cervecita) y unas patatas fritas, ponte el bañador y disfruta de la piscina que tienes en casa, o en el conjunto donde vives. Si no hay tal, entonces refréscate con una ducha ya que a estas horas estarás sudad@. Viste ropa muy cómoda, unos pantaloncillos cortos, una camiseta ligera y si puedes quédate descalz@.

(Dejaría la ida al mar para el domingo y además me iría desde tempranito para aprovechar el sol. Si vas a la playa pública, no te olvides de llevar una sombrilla, y aparca el coche cerca de la salida. El club de playa de algún hotel es más cómodo, puedes pasar casi todo el día, sale en 400 pesos o más, y te incluye la comida.)

15:00 Comida
Recomiendo que abras una bolsa de ensalada (de ésas que ya vienen lavadas y desinfectadas y que compraste en el súper), la vacíes en una ensaladera, le agregues atún, tomate, aceitunas, aceite de oliva, limón, sal, pimienta y orégano y, ¡listo! ¡A comeeeer!

17:00 Cine en casa
La escena: despatarrad@ en el sillón mirando películas. Se vale llorar, reír y meterte en el mundo de fantasía que tienes en la pantalla. También se vale echarte una siestecita (¿quién no se ha dormido frente al televisor?)

21:00 Cena
Mariscos, carne, ensalada, pollo, pescado, tentempiés, tapas, hamburguesas, tacos, burritos… Nacionalidades gastronómicas: brasileña, argentina, china, francesa, española, mexicana, japonesa, gringa, italiana, suiza… entre otras.
Todo depende de lo que puedas gastar y lo pesado que quieras cenar. Hay restaurantes muy pero que muy buenos.

23:30 Para después
Son muchos los sitios, en la zona hotelera o en el pueblo, a donde ir a bailar o a escuchar música… o simplemente a tomar la copa. Si quieres recordar viejos tiempos hay, por ejemplo, un antro de sólo Beattles; otro especializado en salsa; o para escuchar música de los ochentas y, etcétera.

03:00 Dormir
Es necesario un colchón o hamaca; indispensable un ventilador o mejor aún: aire acondicionado. Dormir con compañía ¡qué rico! (si se incluyen masajes previos.)

Y, desde Cancún…
¡Buenos sábados!

PD. 1 Si llueve, vete de paseo a un centro comercial, mira escaparates (pero no compres, hay crisis), juega a los bolos y cómete un helado.
PD. 2
También existe la opción de quedarte enchufado a Internet todo el día…
PD. 3 Beatles. Beattles no.

jueves, septiembre 25, 2008

Y...

Estos son mis principios; si no les gustan, tengo otros.
Groucho Marx

martes, septiembre 23, 2008

Por qué

Latinoamericano.

Es muy atractiva la idea de escribir cada día sobre lugares bonitos, placeres, amores… y si se añaden fotos lindas que ilustren lo narrado, mejor.
En el concurso de "20 minutos" inscribí el blog Intermedio literario en la categoría de "Latinoamericanos" simplemente porque vivo en México, país situado en América Latina.

Intermedio literario no acostumbra:
Mostrar las desigualdades sociales, ni a los niños de la calle y la miseria que existe en el país. Ni los maltratos.

Tampoco:
Dice nada acerca de la corrupción bárbara que hay en el gobierno, en las instituciones, en la policía (qué miedo) y las autoridades y burócratas, entre otros.

Ni explica:
Que cada día en diferentes partes del país hay asesinatos y secuestros (crimen organizado, narcotráfico, cárteles…).
Y que los medios de comunicación manipulan las noticias enseñándonos sólo una parte, la que conviene a sus intereses, por lo tanto no son objetivos, ni cumplen con su función en la sociedad.

Ni menciona:
El racismo, clasismo, despotismo, impunidad, nepotismo, etc., con los que convivimos día a día
. Ni que hemos ido perdiendo beneficios sociales. Éramos un país de vanguardia, liberal y me atrevería a afirmar que con tendencias socialistas. Que daba amistad y abría sus brazos a exiliados políticos…

Intermedio literario no escribe acerca:
Del miedo
que hay en la población a raíz del atentado del 15 de septiembre.
Ni de que ya se está haciendo costumbre ver por las calles a soldados empuñando sus armas. Y que en las portadas y páginas de los diarios abunda la sangre.

Más bien…
Intermedio literario quisiera gritarle al mundo que está instalado en un paraíso caribeño, alegre y cálido donde hay comida en abundancia, (estiras la mano y tomas una fruta del árbol, o se cae un coco de la palmera justo a tu lado, o un pez viene a ti dócilmente para que lo pesques y cocines en deliciosos ceviches).

Que Intermedio literario:
Se ubica en una zona que es el resultado de la mezcla de culturas con las que se nutre y alimenta su espíritu y de las que obtiene grandes satisfacciones.

Los tópicos que Intermedio literario escucha:
Aquí hay trabajo digno para tod@s (además se labora poco y se ganan muchos dólares).
Abundan las mujeres salerosas y los hombres galantes.
En estas tierras te harás millonario… (¡ja!).

Es un paraíso:
Sol y mar, sin huracanes
¡suertudos!, porque este año no nos ha visitado (en Cancún) ninguno de los monstruos atmosféricos(toco madera, y pienso: lagarto, lagarto que se alejen y se deshagan en el océano).
*Además Intermedio literario se solidariza con los países hermanos afectados por los fenómenos.

Sobre todo:
Intermedio literario
desea a l@s participantes de la categoría Latinoamericanos, que en sus países imperen la igualdad, el respeto, la dignidad, el trabajo, la salud y que tengan tod@s amor en abundancia. Y paz.

Intermedio literario quiere ver:
Niñ@s felices, san@s, jugando y sin hambre.
¡Y gobernantes honest@s!


Más o menos…

domingo, septiembre 21, 2008

Una delicia

Hoy vine a Playa del Carmen a una cita de trabajo…

Gente que vive en Cancún va a Playa del Carmen a trabajar y viceversa. Son 60 kilómetros que separan una población de la otra.

En el momento de escribir esto, estoy sentada en la terraza de una cafetería en la Quinta Avenida, bebiendo un frapuccino caramel. Sobra decir que lo estoy saboreando y que es una ¡delicia!, sin embargo, sé que en gustos (dice el tópico) se rompen géneros. Y con los cafés, más.
Estamos como a unos 35 grados centígrados, pero aquí en la sombra corre una brisa agradable y yo disfruto mirando a la gente que camina por la Quinta… algunas chicas en bikini, tod@s con ropa ligera y chanclas. L@s miro satisfech@s andando bajo el sol.

Algun@s pasean en bicicleta, otr@s con sombreros o gorras, lentes oscuros, maletas, mochilas, grandes bolsas de tiendas, una niña camina saboreando un helado de vainilla. Un señor distraído y con cámara, mira a todos lados.
Parejas de la mano, un joven con la calva brillante.

Musculos@s, delgad@s, gord@s, atlétic@s, moren@s, rubi@s, broncead@s, lechos@s, alt@s, baj@s...
En la mesa de junto, un hombre mayor con dos jovencitas comen su lunch. Tienen la piel muy quemada, en partes se les ve muy rosa resultado de la exposición inclemente al sol.

Continúo observando: pasa un individuo presuroso, parece vendedor. Dos albañiles. Un niño pequeño corre, la madre lo persigue hasta alcanzarlo.
Una muchacha camina y bebe agua del pico de una botella. Una señora mira su reloj, va de prisa.

De pronto, pongo atención a los sonidos y escucho conversaciones en inglés, en italiano, en español y en un idioma que no logro saber de qué parte del mundo es. No es maya. La música de fondo, descubro, es una canción en portugués.

En una mesa cercana discuten acerca de propiedades, que si los pisos, que si bonitos, que si baratos, con diseño, tantos metros cuadrados...

Estoy en la terraza, zona de fumar. No fumo, pero la chica que tengo a lado, sí. Ella fuma y come y bebe, todo a la vez y se rasca y lee y ¡habla por teléfono!
“Es muy activa”, pienso.

Las banderas ondean en algunos locales comerciales de la calle, se supone que en México, septiembre es el mes patrio

Alguien dice: “Yo no creo que nos hagamos millonarios en el primer año, pero si aguantamos… es que aquí en Playa”…

Un bebé es transportado en su carriola por una mujer joven, los sigue un perro de raza pequeña.

¡Ah!, cómo me distraje. Vine a Playa del Carmen a una cita de trabajo…