viernes, septiembre 06, 2019

¿Quién primero?

Escribo sobre Nicolasa, la quiero, la cuido, alimento, le tomo fotos, hablo con ella... y quisiera aprender a ladrar, o que ella aprenda a hablar. ¿Qué sucedería primero, en el caso de contratar a un entrenador profesor profesional, para que nos de clases, con  una muy rígida disciplina?
1. ¿Aprendería yo a ladrar, entender sus ladridos y así poderme comunicar con ella?
2. ¿Aprendería Nicolasa a hablar?
Dejo aquí este cuento de Mario Benedetti que me pareció oportuno.

Mario Benedetti
(Paso de los Toros, Departamento de Tacuarembó,
Uruguay, 14 de septiembre del 1920 — Montevideo, 17 de mayo de 2009)

El hombre que aprendió a ladrar
(Despistes y franquezas, 1989)
A Tito Monterroso,
este agradecido complemento
de «El perro que deseaba ser un ser humano».

      Lo cierto es que fueron años de arduo y pragmático aprendizaje, con lapsos de desaliento en los que estuvo a punto de desistir. Pero al fin triunfó la perseverancia y Raimundo aprendió a ladrar. No a imitar ladridos, como suelen hacer algunos chistosos o que se creen tales, sino verdaderamente a ladrar. ¿Qué lo había impulsado a ese adiestramiento? Ante sus amigos se autoflagelaba con humor: «La verdad es que ladro por no llorar». Sin embargo, la razón más valedera era su amor casi franciscano hacia sus hermanos perros. Amor es comunicación. ¿Cómo amar entonces sin comunicarse?
      Para Raimundo representó un día de gloria cuando su ladrido fue por fin comprendido por Leo, su hermano perro, y (algo más extraordinario aún) él comprendió el ladrido de Leo. A partir de ese día, Raimundo y Leo se tendían, por lo general en los atardeceres, bajo la glorieta y dialogaban sobre temas generales. A pesar de su amor por los hermanos perros, Raimundo nunca había imaginado que Leo tuviera una tan sagaz visión del mundo.
      Por fin, una tarde se animó a preguntarle, en varios sobrios ladridos: «Dime, Leo, con toda franqueza: ¿qué opinas de mi forma de ladrar?». La respuesta de Leo fue escueta y sincera: «Yo diría que lo haces bastante bien, pero tendrás que mejorar. Cuando ladras, todavía se te nota el acento humano».


jueves, agosto 22, 2019

Me canso, ganso


Las supersticiones en lo que al ganso se refiere pudieran ser válidas. Antiguamente, los campesinos predecían el tiempo sin equivocarse valiéndose de los excrementos y los huesos del animal.

Pero, ¿será descabellada la creencia de que resuelve los problemas de calvicie? Algunas personas afirman que se han untado su grasa y han evitado la caída del cabello. Y además, afirman que les crecen pelos en su cabeza.

No creo a los que dicen que el ganso es un animal idiota. Tal vez por su comportamiento gregario y porque se conduce sin iniciativa propia, el dicho de: «Hablas por boca de ganso»,  cuando hablas por boca de otro. Por eso mismo el origen de la expresión: «Hacer el ganso».
  • En algunos países europeos le atribuyen al ganso la virtud de adivinar el futuro. Sebastián de Covarrubias dice de él en su Tesoro de la Lengua (1611):   Es el ganso símbolo de la centinela que haze escolta, por ser de tan delicado oydo que en sintiendo qualquier ruydi grazna; exemplo tenemos en los que despertaron las guardas quando ellas y los perros dormían a tiempo que los franceses (sic) escalavan en Roma el Capitolio.

«Ganso» desplazó de la lengua corriente al español «oca» ―que provenía del latín vulgar auca, que provenía de latín ávica. A su vez, «oca» había desplazado al español «ánsar» ―que provenía del latín clásico anser, procedente del idioma indoeuropeo *ǵʰans. (Wikipedia).
Nebrija recoge en su diccionario a finales del XV el significado de ganso o «ansar».

En México, gracias a nuestro presidente AMLO, traemos en boga la expresión: «Me canso, ganso», atribuyendo al animal una especie de fuerza y de fe. Como si fuera un ave trabajadora, con poderes para resolver conflictos y arreglar un país donde durante décadas imperó la corrupción en sus gobernantes a todos los niveles. Un país que ya no un milagro sino, podríamos decir que, las ganas de un incansable un ganso lo va a levantar. Un animal que trabaja, madrugador y que promete componer y llevar al esplendor a nuestro México. ¿Por qué no? ¡Me canso, ganso!

viernes, octubre 06, 2017

Principio de cuento

Y para este fin de semana recomiendo la lectura del libro  Amantes y enemigoscuentos de parejas. Autora: Rosa Montero. Dejo el principio del cuento “Mi hombre”.
Me he casado con un descuartizador de aguacates. Ya comprenderán que mi matrimonio es un fracaso. Cuando conocí a mi marido yo tenía diecinueve años. Por entonces estaba convencida de que el día más hermoso en la vida de una muchacha era el día de su boda y cada vez que veía a una novia me ponía a moquear de emoción como una tonta. Ahora tengo cuarenta y tres años y no me divorcio porque me da miedo vivir sola.

¡Que lo disfruten!

miércoles, marzo 29, 2017

Libro y blog


Agradezco...

Este es el resultado, gracias a ustedes, mis lectores que escribieron comentarios a mis letras y quienes visitaron este espacio: "Intermedio literario". ¡Gracias!

Fue un trabajo de varios años de escritura bloguiana. De escribir, revisar, pulir y subir textos con sus respectivas imágenes...

Con mucho gusto para ustedes: "EL ABUELO y otros relatos de colores".

Les presento mi nuevo libro de literatura juvenil. Textos escogidos de "Intermedio literario".
Lo pueden encontrar en la librería El Mundo, aquí en Cd. Victoria, Tamaulipas. 
¡Que lo disfruten!

lunes, octubre 17, 2016

Luna de octubre

Es 17 de octubre, noche de super luna. 
Desde diciembre del año pasado no he tenido tiempo, ni ganas de escribir en este espacio.
Historias por contar sí tengo, demasiadas, podría decir… Y me vienen todas a la cabeza y no sé por dónde empezar. “Por el principio” alguien diría. Y pasan imágenes y hechos, y viajes, y palabras dichas y calladas, cantos, espectáculos, besos, peleas, cariño y desprecio… ¡ah!, y gente que se ha ido y gente que va llegando.
Y vuelvo a no saber por dónde inicio este texto y me doy cuenta de que ya lo inicié. Ya está comenzado, lleno de dudas, de recuerdos que no diré, de sorpresas que no quiero contarles aquí, pero que están en forma de sentimientos…
Bien, me despido por ahora. Hasta la próxima vez que entre al blog y que me anime a escribir, veremos qué les digo.


Foto: Getty

martes, diciembre 22, 2015

Felices fiestas y feliz 2016

¡Que en el 2016 abunde la salud, el dinero y el amor!
Con mis mejores deseos (supongo que de Nicolasa también), reciban un abrazo.
Les dejo esta reflexión acerca de los espejos, objetos misteriosos que me fascinan:
Cuando nos miramos en el espejo ya no somos los mismos que vemos, somos nosotros hace 10 nanosegundos. Viajando a 0,3 metros por nanosegundo, la luz tarda 5 nanosegundos en ir desde nuestro cuerpo al espejo y otros tantos en regresar. Así que cuando nos miramos, estamos viendo una versión más joven de nosotros.
Según las tradiciones, quien rompe un espejo tendrá siete años de mala suerte. Bueno, no lo creo, pero por si las dudas, cuidaré los espejos que hay en casa.

Dicen que hay que cubrir los espejos cuando hay tormenta. ¿Alguien sabe por qué?

viernes, febrero 27, 2015

Blog: materia del pasado

Escribir en este espacio es como ir al pasado.
Yo defendía la idea de los blogs cuando compañeros de un taller de cuento en Cancún (por los años 2006 a 2011) la despreciaban y decían que era un género menor, "perdonados están, ya que no conocen y no saben lo que dicen", pensaba.
Es una pena que con la llegada del Facebook y del Twitter haya disminuido el número de blogueros (yo entre ellos). No he sabido qué fue de esa comunidad de bloggers a la que me sentía pertenecer, amigos que me dejaban comentarios, algunos los llegué a conocer, otros eran un misterio...
Estaban incorporados en mi vida diaria, pensaba en ellos sin haberlos visto, por el simple hecho de hacer comentarios a mis textos y yo pensar y comentar en sus entradas.
Cuando llegó el Facebook y el Twitter los blogs pasaron a la historia.
Aún recuerdo los días de Intermedio literario y Del diario Cancún... después: nada. Silencio. ¿Qué fue de los demás blogs? ¿Por qué ese rompimiento? ¿Todo era falso? Y a los que amamos la escritura, quienes teníamos en ese mundo una retroalimentación inmediata a nuestras ideas, ¿qué nos pasó? Puede que factores externos, un cambio de casa, de ciudad, (como fue mi caso), un trabajo que te quita todo el tiempo y no te deja ni un minuto para pensar y recrearte en lo que escribirás.
El Intermedio literario me permitía explayarme en cualquier tema y hacer literatura (aunque muchos opinen lo contrario -que no es literatura).
En Del diario Cancún comencé a escribir sobre restaurantes y sus platillos, precios, servicio... uno de mis temas era que quería ser una crítica gastronómica, ¡ja! El blog me permitía soñar en esa posibilidad. Lo estaba haciendo!!!
Cuando comencé con Facebook me parecía horrible. Todos se mostraban felices con fotos de caras sonrientes, en viajes, o con familias fabulosas y cumpleaños envidiables; todos bonitos, disfrutando; luego, los religiosos invadieron muros con imágenes; y los videos simpáticos de animales que hacían sus gracias; y los nietos y los hijos y los... y los... todos en un mundo completamente feliz y maravilloso como para despertar envidias. ¡Qué asco!
Twitter es otro rollo. Es la inmediatez. Es la brevedad. Es enterarte de eventos, la información en el momento, la metida de pata de gente famosa y de políticos. Despierta polémica. Divierte. Pero no es literatura. ¿O sí?

Hace unos años participé en los Premios 20blogs del diario 20 minutos y durante 2 años quedé entre los 5 primeros lugares. Este año estoy participando nuevamente. No es lo mismo, que lo digo yo.

Ojalá volviera ese tiempo en que escribir en el blog era un placer, que abundaran los comentarios, los amigos y formáramos una fraternidad. Quien me lea y quiera dejar un comentario se lo voy a agradecer, así sabré que no navego sola en este mundo cibernético.
Un abrazo blogger
.

miércoles, febrero 18, 2015

Nicolasa y la poesía

¡Este libro sí le gustó! Confieso que he de restaurarlo.
Dejo aquí una muestra de su contenido...
De Efraín Bartolomé:

... Todo me lo dio la Poesía: / el Sol, las flores, el Silencio y la Lluvia. / Yo no supe qué hacer con todo aquello / además de asombrarme, / Y cantar. / Y agradecer. ..."
Son versos del poema LOS DONES.

... "No me dejes hablar de lo que no he mirado / de lo que no he tocado con los ojos del alma / de lo que no he vivido / de lo que no he palpado / de lo que no he mordido / ..."
Versos del poema INVOCACIÓN.






Come y destroza


¿Será que lo leyó y no fue de su agrado?

Sucede cuando no estoy en casa...
Me urge que alguien le enseñe a leer a Nicolasa para que no se coma mis libros.
¿Alguien se apunta

Buenos modales

Cosas que suceden después de un paseo...
Al llegar a casa le da tanto gusto que se baja del coche saltando con prisas. "Pero Nicolasa", le digo, "tienes qué saber cómo baja una perrita educada de un auto: cuando el coche se detenga, el conductor te abrirá la puerta. Si es un perrito caballero te ofrecerá la pata derecha para que te apoyes mientras él sostiene la puerta. Tú, tomarás su pata con tu pata izquierda, girarás en tu asiento, colocarás tu patita derecha en el piso y te pondrás de pie".