sábado, septiembre 27, 2008

Un sábado en Cancún

8:00 Levantarte de la cama y asearte
Si no estás desvelad@ porque la noche anterior has ido al cine y a cenar; a una fiesta con amigos; te largaste a un antro, y además de beber, fumaste; la lectura de un libro no te dejó cerrar los ojos hasta la madrugada; o quizás una visita nocturna especial todavía está…
(Si tienes resaca y te sientes morir, no te levantes hasta las tres o cuatro de la tarde, come, vuelve a la cama y cuídate todo el día. ¡Y bebe muchos líquidos!)

8:30 Lavandería
Sacas todos tus trapos sucios, incluidas las sábanas y las toallas, los echas en una bolsa de plástico gigante, ésas que son para la basura, y ya con el bulto enorme ¡a lavar!, menos la ropa interior, ésa te recomiendo la laves a mano y que además del detergente, le pongas suavizante. (Si no tienes bolsas enormes de basura, te sugiero que metas la ropa en la funda de la almohada que también está sucia.)

9:00 Desayunar
Fuera de casa, si quieres un bocadillo y un cortado (de ésos típicos de los bares) descubrirás que no hay. Tendrás que optar por los huevos, en sus diferentes maneras de cocinarlos (te recomiendo los rancheros, aunque mis favoritos son los divorciados). Un café americano y un cruasán es una buena opción… También puedes desayunar “gorditas de doña Tota”, son mis preferidas por su alucine de sabores. (Lo que más se parece a los bocatas son las tortas.)

10:00 Video Club
Alquilar unas tres películas; una de estreno, otra de cine de arte y una comedia romántica (mi género favorito).

10:30 Supermercado
Con una lista en la mano surtes lo que haga falta en la nevera. Puedes ir a cualquier súper que encuentres, menos a los wallmarts porque ahí suelen quedarse con tu cambio y a veces no llegan todos los productos que has comprado, te roban al empaquetar (ver mi post “Quién comerá chocolate hoy”).

13:00 Descansa
Después de acomodar las cosas del súper te mereces un descanso. Abre una lata de refresco (o una cervecita) y unas patatas fritas, ponte el bañador y disfruta de la piscina que tienes en casa, o en el conjunto donde vives. Si no hay tal, entonces refréscate con una ducha ya que a estas horas estarás sudad@. Viste ropa muy cómoda, unos pantaloncillos cortos, una camiseta ligera y si puedes quédate descalz@.

(Dejaría la ida al mar para el domingo y además me iría desde tempranito para aprovechar el sol. Si vas a la playa pública, no te olvides de llevar una sombrilla, y aparca el coche cerca de la salida. El club de playa de algún hotel es más cómodo, puedes pasar casi todo el día, sale en 400 pesos o más, y te incluye la comida.)

15:00 Comida
Recomiendo que abras una bolsa de ensalada (de ésas que ya vienen lavadas y desinfectadas y que compraste en el súper), la vacíes en una ensaladera, le agregues atún, tomate, aceitunas, aceite de oliva, limón, sal, pimienta y orégano y, ¡listo! ¡A comeeeer!

17:00 Cine en casa
La escena: despatarrad@ en el sillón mirando películas. Se vale llorar, reír y meterte en el mundo de fantasía que tienes en la pantalla. También se vale echarte una siestecita (¿quién no se ha dormido frente al televisor?)

21:00 Cena
Mariscos, carne, ensalada, pollo, pescado, tentempiés, tapas, hamburguesas, tacos, burritos… Nacionalidades gastronómicas: brasileña, argentina, china, francesa, española, mexicana, japonesa, gringa, italiana, suiza… entre otras.
Todo depende de lo que puedas gastar y lo pesado que quieras cenar. Hay restaurantes muy pero que muy buenos.

23:30 Para después
Son muchos los sitios, en la zona hotelera o en el pueblo, a donde ir a bailar o a escuchar música… o simplemente a tomar la copa. Si quieres recordar viejos tiempos hay, por ejemplo, un antro de sólo Beattles; otro especializado en salsa; o para escuchar música de los ochentas y, etcétera.

03:00 Dormir
Es necesario un colchón o hamaca; indispensable un ventilador o mejor aún: aire acondicionado. Dormir con compañía ¡qué rico! (si se incluyen masajes previos.)

Y, desde Cancún…
¡Buenos sábados!

PD. 1 Si llueve, vete de paseo a un centro comercial, mira escaparates (pero no compres, hay crisis), juega a los bolos y cómete un helado.
PD. 2
También existe la opción de quedarte enchufado a Internet todo el día…
PD. 3 Beatles. Beattles no.

7 comentarios:

Eleonaí dijo...

Felíz sábado y domingo.

W dijo...

Uy Coro... si estuviera un sábado en Cancún.... lo ÚNICO que haría : ver el mar....

Besos

Alb@ dijo...

Te envidio, te envidio, te envidioooo.

Jajaja, después de esta berrincheta paso a decirte que como buenas paisanas también me encantan los huevos divorciados.

Te dejo un abrazote.

ALDERGUT dijo...

A eso se le llama un buen itinerario... mis respetos !!!!
Aunque aclaro que yo prefiero las comidas en algún sitio donde vendan carne roja porque el pescado no más no se me da ... salu2

Coro dijo...

Eleonaí, y ¡felices todos los días de la semana!

W, yo haría lo mismo, pero hay que trabajar, ir al súper, arreglar el coche, hacer la comida (a veces)etc. Bueno, y si hay niños, sobra decirte... pero en honor a ti, un día me iré a la playa y sólo veré el maaaaaaaaaar.

Alba, los huevitos divorciados son sabrosísimos, más hechos allí en mi terruño. A veces yo te envidio por vivir allí donde nací. Ah, la infancia ¡qué tiempos!...

Aldergut, me alegra que reaparezcas. Jajaja, el itinerario podría estar mejor, no creas.
Y a mí me encanta la carne también. Hay un restaurante uruguayo que es buenísimo, si un día vienes, no te olvides de preguntarme el nombre, para los carnívoros, ora sí que ¡una delicia! que no puedes dejar de
probar.

Muchas gracias por sus visitas, ¡vuelvan! Aquí l@s espero y siempre serán bienvenid@s.

Susana S dijo...

No pues me adhiero a la mayoría, envidia, envidia, envidia, ja,ja,ja

Saludos cafectuosos

Coro dijo...

Susana, gracias por tu comentario. Cancún está a menos de dos horitas por el aire...
Aquí nos tomamos el cafecito cuando quieras.