martes, septiembre 19, 2006

Fiji


Tenía que recoger mi pasaporte porque al día siguiente viajaría a las Islas Fiji. Estaba mi documento en el consulado de Inglaterra, tramitándose la visa. Fiji es un protectorado inglés...

Esa noche soñé con lagunas azules, con frutas exóticas, con amaneceres llenos de armonía y bellísimos paisajes. Aves de plumajes extravagantes volaban cerca de mí. Me bañaba en un mar inigualable... y soñé toda la noche con el amor. Sí, porque iba a visitar a mi novio francés que vivía en ese lugar.

¡Cuántas emociones! Tal vez sería el inicio de una nueva vida... cruzaría el océano, bajaría al hemisferio sur... ¿sería verdad que el agua se va al revés por los resumideros?... miraría la Estrella del Sur todas las noches escuchando palabras bonitas con acento francés... ¡oh! era maravilloso.

Así fantaseaba dormida, con mi futuro y muy próximo viaje... cuando todo comenzó a moverse. Saltaba, me caí de la cama. El vaso con agua que acostumbro poner en el buró se desbordaba. Todo crujía.
-Déjame ver cómo se balancea el Hotel de México (hoy World Trade Center) -dijo Diana, abriendo las cortinas de la sala.
-¡No! ¡Corre! -le contesté, pero miré cómo la mole de concreto bailaba.
Quitamos los cerrojos de la puerta en fracciones de segundo y echamos a correr como pudimos. Bajamos cuatro pisos por las escaleras casi sin tocar el suelo. Volábamos.
Ya en la calle nomás miraba los balcones de los vecinos, algunos tenían plantas en macetas colgantes que salían disparadas y había qué esquivarlas.
¿Por qué estás enojada, Tierra?, le pregunté en mis pensamientos. Sentía la Tierra enfurecida. Por momentos creí que se abriría...

Pude recoger el pasaporte. Me instalé en una cola enorme del aeropuerto, compré mi boleto, me subí al avión y...

19 de septiembre de 1985.

6 comentarios:

Eleonaí dijo...

Hola Coro:

Una gran experiencia. Gran contraste, del caos en que se convirtió la ciudad de México a el amor.

Pocos días después del Terremoto ví la ciudad con sus edificios caídos, como aplastados, caminé viendo los escombros, los campamentos en las calles. Y la gente que seguía y seguía, porque tenía que seguir...

Angeek dijo...

Nunca se olvida! Qué contraste! Fiji y la ciudad devastada.
Yo fui a Tlatelolco a dar asistencia, lo recuerdo bien y sí, tenía que seguir...

Alb@ dijo...

Recuerdos imborrables........aún duele el alma.

Alb@ dijo...

Paisana....70 colonias inundadas, pérdidad totales.......empieza la reconstrucción. Hoy tuvimos muchos alumnitos sin uniformes, perdieron todo y se pusieron lo que les llevaron las brigadas :(
Aquí, mi madre y yo bien, gracias a Dios....

b.abel dijo...

Acababa yo de regresar al depa, luego de haber corrido mis seis km diarios en el Parque España, cuando empezó. Recuerdo la confusión en los sentidos, la parálisis física, el pánico en el alma. También los gritos, la caída de dos libreros, los cuadros golpeándose contra la pared, el ruido subterráneo. Luego, en la calle, un horror creciente: la casa de junto había perdido su fachada, a otra se la había desplomado el techo; enfrente, una torre de departamentos estaba ladeada no sé cuántos grados. Al rato, las noticias espantosas, y poco después, la conmoción total. Tuvimos que evacuar la calle. Nos permitieron volver quince días más tarde. Busqué a tres vecinos y supe que habían muerto entre los escombros de sus viviendas. Durante largo tiempo dormí vestido, con los tenis puestos, en un sillón que acomodé muy cerca de la puerta.
--------
Coro y Alb@: lamento el desastre causado por la tromba. ¡Viva Reynosa!

Mita dijo...

Lo bueno es que pudiste escapar de toda esa destrucción pero...que pasó allá?? valió la pena buscar el pasaporte y hacer filas enormes??

La tierra andaba en sus días de SPM jaja

Saludos
byeeeee