lunes, mayo 15, 2006

El Amor

¿Qué es el Amor?

Algunas definiciones de AMOR del Diccionario de la Real Academia Española:
Amor: Sentimiento que mueve a desear que la realidad amada, otra persona, un grupo humano o alguna cosa, alcance lo que se juzga su bien, a procurar que ese deseo se cumpla y a gozar como bien propio el hecho de saberlo cumplido (...) / Atracción sexual / (...) de mil amores / hacer el amor / por amor a Dios...
entre otros.

Amor entre padres e hijos:
El niño siente que los padres lo quieren simplemente porque es el hijo. Existe lo que diríamos, un amor incondicional.

El amor infantil sigue el principio de:
“Amo porque me aman”.
El amor maduro obedece el principio de:
“Me aman porque amo”.
El amor inmaduro es:
“Te amo porque te necesito”.
El amor maduro:
“Te necesito porque te amo”.

El amor fraternal:
“Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.
La Biblia.

El amor fraternal es el amor de todos los seres humanos y se caracteriza sobre todo por su falta de exclusividad. Se basa en la experiencia de que todos somos uno.
El amor al desvalido, al pobre, al inmigrante, es el inicio del amor fraternal. Amar a los de la propia sangre no tiene gran mérito. Teniendo compasión por el desvalido, por tu vecino, el hombre comienza a desarrollar el amor.

El amor erótico:
Podemos definirlo como el anhelo de fusión completa de unirse con otra persona. Es un amor exclusivo, por naturaleza. Se confunde con la experiencia de “enamorarse” y con la pasión que puede surgir entre dos desconocidos que quieren romper las barreras y compenetrarse uno con el otro.
Puede significar la superación de la soledad y el aislamiento.
También podemos encontrar a personas enamoradas que no sienten el amor verdadero...
El amor verdadero es un egoísmo de dos: son dos seres que se identifican mutuamente y que resuelven el problema del aislamiento y soledad.

Para amar a otro, primero has de amarte a ti mismo...

Shakespeare con sus palabras de amor en algunas de sus obras:

Hermia: cuanto más le odio, más me persigue.
Elena: cuanto más le amo, más me aborrece.
"Sueño de una noche de verano."

Valentino: ¿cómo sabes que estoy enamorado?
Presteza: por signos evidentes. Habéis aprendido a retorcer los brazos, como alguien descontento; a entonar canciones de amor, como un petirrojo; a caminar siempre solo, como quien tiene la lepra; a suspirar, como un escolar que ha perdido su abecedario; a sollozar, como una joven que ha enterrado a su abuela; a ayunar, como quien está a dieta; a estar siempre en vilo, como quien teme a un ladrón; a gimotear, como un mendigo el Día de Todos los Santos.
"Los dos caballeros de Verona."

Aún no han bebido cien palabras tuyas mis oídos y ya te conozco.
"Romeo y Julieta."

Sufrir de amor, buena expresión. De verdad sufro de amor, pues os amo contra mi voluntad.
"Mucho ruido y pocas nueces."

Neruda, un poeta enamorado que sentía la noche, las estrellas y el amor mezclados con la nostalgia. Veinte poemas de amor y una canción desesperada:
Quiero escribir los versos más tristes esta noche
Escribir por ejemplo, la noche está estrellada y tiritan azules los astros a lo lejos...

Otras formas de ver y sentir el amor lo observamos en Charles Boudelaire, el poeta maldito, una estrofa de “El amor y el cráneo”:
El amor está sentado en el cráneo
de la Humanidad
y ríe en este trono el profano
con risa desvergonzada.

Yo creo que quien encuentra el amor, no lo buscaba.
El amor... el AMOR, es traicionero, es rebelde, es obcecado, es obsesivo, es enfermizo, es testarudo, es engreído, es estúpido, es grandioso, es humilde, digno, pedante, petulante... es mucho más. Es energía que te invade y te llena el cuerpo de impulsos nerviosos espontáneos. Te hace ir en una sola dirección. Te somete a su antojo, con pasiones y angustias, con recuerdos y fantasías. El amor es un hechizo, un estado diferente de ver, de sentir, de hablar, de mirar, de respirar. Crees que cuando respiras el aire tiene forma. Crees que cuando caminas andas por el mundo con objetivos, con misiones impuestas y divinas. Crees que cuando sonríes transmites alegría, tu alegría. Crees que cuando sueñas, sólo tú sueñas.
El amor te convierte en ese ser perfecto y loco que te encuentras en las fantasías de los poetas y los románticos.
¿Cuánta gente siente el amor? ¿cuántas veces en una vida se puede sentir el amor? Descubro que lo siento, que me abraza y me dejo llevar, aunque no lo quiera me he de dejar llevar porque si no lo hago, él me lleva contra mi voluntad. El amor es como el nacer, no tiene remedio, ya está aquí.
¿Se puede dar amor? ¿Cómo? Se siente, pero ¿cómo se da el amor? Con obras, palabras, miradas, con comprensión, con escuchas, con bromas ligeras. Se transmite con palabras, con tacto, con hechos.
¿Cómo no confundir el amor con otro sentimiento fugaz como la pasión? No hay diferencia, dure lo que dure, el amor es válido. El amor siempre es verdadero, porque se siente, se experimenta. ¿Un día, un mes, un año, dos, once, toda la vida? Es igual, es amor.

También el AMOR provoca miedos...
Estoy enamorada, creo. Con un miedo terrible a sufrir. No me gustaría llorar y pensar que soy infeliz. No quiero estar esperando por nadie. No quiero suplicar ni pedir nada. Nada. No pedir tiempo. No pedir consuelo. Lástima. No quiero estar enamorada. Era lo que quería, pero estoy aterrorizada.
Me siento llena de incertidumbre, de melancolía. Pienso en él demasiado.
No lo veré más. Es lo mejor, no verlo. Dejarlo. Con sus besos. Que se vaya. Borrarlo de mi vida. Alejarme de su entorno. Esta es mi verdad. Inquieta mi paz. Se mete hondo. Es él. Lo sé. El que esperaba, el que llegaría.

Y al AMOR ¿quién lo entiende?
Lo amo. Lo odio. Lo deseo. Lo rechazo, Lo quiero. Lo alejo. Lo aborrezco. Lo detesto. Lo añoro. Lo ignoro. Lo beso. Lo recuerdo. Lo imito. Lo sueño. Le hablo. Le digo no. Le digo sí. Le aprendo. Le estudio. Le cuento. Le toco. Le beso otra vez en la memoria.
No lo quiero ver más. Es detestable, horroroso, ingrato, infame, seductor, ignorante, erudito, sabio, inteligente, burro, león, oso, pantera, ogro, gato, perro y loro.
No lo quiero ver más porque no sabe que quiero verlo. No lo quiero ver más porque cada vez le querría ver más. No lo quiero ver más porque en las noches pensando en él no duermo. No lo quiero ver más porque es insoportable estar sin él. No lo quiero ver más porque su beso me llevó a otra dimensión. No lo quiero ver más porque si con un beso no dejo de escribir páginas enteras, ¿qué sería si hiciéramos el amor?

El amor... es maravilloso.

Y seguiría escribiendo sobre el amor, los amores fatales, los amores platónicos, los amantes, los amoríos, las formas de hacer el amor...

Coro

6 comentarios:

Arcadio dijo...

No sé si fue Borges quien digo que querer a alguien es sentir que nos falta. Quizá el amor también sea ausencia, porque durante la ausencia de quien queremos, aunque sea breve, es cuando más amor sentimos y más dolorosamente se manifiesta.

Arcadio dijo...

No sé si fue Borges quien digo que querer a alguien es sentir que nos falta. Quizá el amor también sea ausencia, porque durante la ausencia de quien queremos, aunque sea breve, es cuando más amor sentimos y más dolorosamente se manifiesta.

Juana Gallo dijo...

Bueno, ya lo dice la canción:
"No hay nada más bello
que lo que nunca he tenido
nada más amado
que lo que perdí"
Y la mayoría de las veces estoy de acuerdo...

Anónimo dijo...

Literatura Mexicana: no entiendo por qué, en tu diálogo con Arcadio, dices, con la canción, que nada hay más amado que lo perdido. A mi parecer, en tu texto inicial sostienes lo contario.

Anónimo dijo...

Hola

Soy Pilar, y como en este país hoy solo hay futbol, aprovecho para pasearme por todos los blogs de conocidos y dejar mis anotaciones. Muy interesante preguntarse por el amor, en una noche de Champion League en la que tu odias el futbol por sistema y tu pareja lo está viendo. Amor y futbol son dos cosas que no se pueden conjugar.

Juana Gallo dijo...

Pilar:
Hombres, hombres... ¿qué haríamos sin ellos?
Coro