martes, julio 21, 2009

Mamá

Acabo de terminar la novela Mamá y aquí les dejo este texto. Como pueden ver, mi escritorio está desordenado y tengo trabajo por hacer (ordenarlo). Pero también he de dar comida a los gatos, darme un chapuzón en la piscina, tomar un café con una amiga y… así va pasando el verano.

Joyce Carol Oates, nació en 1938, escritora norteamericana, candidata al Premio Nobel de Literatura, además catedrática de la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey.
He leído algunos de sus títulos y desde el primer libro de relatos que cayó a mis manos quedé atrapada con su prosa; fascinada con la fuerza narrativa de su novela La hija del sepulturero; o intrigada y sin parar de leer con ¿Qué fue de los Mulvaney?, dos de sus novelas que han hecho de Joyce Carol mi autora favorita.
Narra historias de personas simples norteamericanas, que aman y sufren y también gozan. La psicología de los personajes, muchas veces raya en la locura para de nuevo regresar en un instante a la lucidez donde siempre cabe la duda.

Mamá, es una novela narrada en primera persona, en la que Nikki -la hija menor de Gwen Eaton-, cuenta su historia. Es como si nos invitara a su búsqueda interna donde está presente el conflicto de la muerte; la relación con su hermana mayor, mandona, histérica, manipuladora; la casa familiar, que se debe vender para repartir la herencia; el pan recién horneado, que nos lleva a ese hogar donde en las reuniones familiares tenía gran importancia la comida; los amigos de la familia, tan recurrentes, tan importantes para ciertas aclaraciones; los recuerdos de la infancia, las fotos; esa búsqueda para encontrar no se sabe qué pero que está allí y se debe rescatar; y ese amor que parece resolverlo todo, entre otras situaciones.

He aquí el comienzo de la novela Mamá:
“la última vez
La última vez que ves a alguien y no sabes que será la última vez. Y todo lo que ahora sabes, ojalá lo hubieras sabido entonces… Pero no lo sabías, y ahora es demasiado tarde. Y te dices: «¿Cómo iba a saberlo? No podía saberlo».
Ésta es la historia de cómo echo en falta a mi madre. Algún día, de una forma única, será también tu historia.”

Estuve especialmente sensible en la lectura de esta novela. Mi madre falleció hace poco más de un año y hubo cosas que surgieron mientras iba leyendo. Tenía que hacer pausas y pensar en mi propia historia… Estuve saboreando y recreando en mi memoria la vida con mi madre. Y descubrí que fue un camino lleno de amor que con gusto volvería a transitar.
En resumidas cuentas, Oates es intimista, real, cruel y a la vez divertida… pero siempre con esa fuerza en las palabras que me hace esperar con ansias sus próximas letras.

Esta entrada está dedicada a http://diosesmuertos.blogspot.com/ por haberme otorgado el “Premio comprometidos y más 2009”. Muchas gracias, Dull, por tus palabras, es un honor. Cito:
“Yo no sé en qué esté comprometido mi blog, pero conozco unos cuantos que sí que están comprometidos con su causa y son coherentes consigo mismos. Mencionaré a 5 de ellos: Intermedio literario: Coro está comprometida con la buena lectura y el buen escribir. (…)”

Hasta la próxima, cuídense de las gripes… y si van a la playa, ¡usen bloqueador solar!

Ilustración: Mi escritorio desordenado.

11 comentarios:

marichuy dijo...

Querida Coro

Me encantó ese fragmento de Joyce Carol Oates, escritora de la que ya nos habías platicado en este blog. Es preciso, certero y mueve a la reflexión.

Un beso

PS Felicidades por tu premio

Doctor Gurma dijo...

Me viene llegando la idea que los textos que nos mueven son aquellos que partiendo delo general nos alcanzan alguna fibra particular a cada lector. Así como tu cita, tus textos también lo son. Merecido premio y brillante post querida y admirada Coro.

Un beso

Nayuribe dijo...

Buen comienzo el de la novela... y felicidades por tu premio!!!
besitos

Lena dijo...

Hay letras que nos sacuden y nos hacen crecer.

A la vez.

Gracias por la recomendación, Coro.

Un beso grande!

Fernando dijo...

Coro, hay muchas cosas que uno no sabe, pero observando, aprende poco a poco.
Acabo de encargar Bigote Prieto en mi librería de cabecera, no sin antes haber tenido que investigar.
Esas cosas se avisan a un compañero de plumas :D
Besos.

Coro dijo...

---Marichuy, es una escritora que me encanta, ¿se nota, verdad? Si la lees algún día me interesaría conocer tu opinión.
Y, gracias por la felicitación.
Besos.

---Doctor Gurma, es lo que nos llega lo que nos mueve, lo que conocemos y sentimos, lo nos hace llorar o reír y/o cambiar...
Muchas gracias por tus palabras, son como flores lindas para mí que me motivan en las letras.

---Nayuribe, gracias y me encanta que vengas y comentes... un beso.

---Lena, gracias a ti por tus palabras. Espero que mi recomendación sea de tu agrado.
Un abrazote.

---Fernando, jajaja, ¡lo descubriste! Estoy por editarlo aquí en Cancún, 10 años después de que fue premiado en España. Cuando lo tenga te lo haré llegar, ya me dirás cómo. (Tal vez hagamos un intercambio de libros...) ;)
Besos.

Martha Avelina Rojas dijo...

Ey, amiga, volvemos a las andadas... después de un lapso de obligaciones... me encanta tu entrada, una reseña que he estado buscando... el libro también.
Te mando un abrazo...
Cómo te ha ido con tu editorial? sacarás una nueva edición de Bigote Prieto?
Besos.

Fernando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando dijo...

Yo ya he pedido tu libro a la librería; si quieres, te hago llegar el mío (el último).

Coro dijo...

Martha Avelina:

Querida amiga, es que me estoy recuperando de una bronquitis que me tenía sin ganas de hacer nada, ni mucho menos de escribir...

Se puede encontrar mucha información de Oates en Internet, yo sólo hice una brevísima pincelada.

En cuanto a la editorial, pues la crisis hizo que me detuviera, ya sabes, dinero, maldito dinero, jajaja (a ver si despreciándolo e insultándolo llega).

Y sí, Bigote Prieto será editado por primera vez en México por la Editorial Trópolis :) Pero todavía no sé la fecha exacta.

Un besote.

Coro dijo...

Fernando:

¡Qué honor! Muchas gracias por tu interés en mi libro.

Y por supuesto que quiero el tuyo, pero desde hace bastante tiempo que lo(s) quiero. Solamente que he estado sin trabajo (bueno, trabajaba en el proyecto de una empresa que no ha salido, aún) y sin posibilidades de hacer desembolsos monetarios :)

Pues gracias por haber encargado el Bigote Prieto a tu librero, yo cuando lo tenga editado aquí te lo haré llegar... será la versión mexicana de la narración, ya verás. Aquí no usamos el pronombre de la segunda persona plural, por lo que le hice algunas modificaciones... Para nosotros sería una aberración escuchar a la Adelita diciendo "Venid, acercaos mis valientes..." o "Vosotros fuisteis los que me..." Jajaja, ¿quién dice que la literatura es aburrida?

Será mejor que vía email nos demos los datos, como dirección, etcétera, para los envíos.

Y estoy, a partir de ahora, encantada y con la ilusión de leerte :)

Un abrazo y que sigas disfrutando del verano.