viernes, marzo 30, 2007

Rojo

Desconfiemos del rojo: fascinante como el amor y candente como las llamas de Satanás.
Fuego, sangre, pasión e infierno… religión y guerra.

Wikipedia:
La frecuencia más baja de luz discernible por el ojo humano: los infrarrojos.

Orgulloso y sediento de poder. Insolente.
Se impone a los demás: es Él color. Colorado y rojo = pleonasmo.
Poder y aristocracia. Revolución y proletarios.
Fiesta, Navidad, lujo, espectáculos.

Revolucionario:
-En Francia, octubre de 1789, colocaron una bandera roja que prohibía agruparse y advertía la intervención de la fuerza pública
-17 de julio de 1791, parisinos reunidos en el Campo de Marte exigían la destitución de Luis XVI. Ante la amenaza de botín, el alcalde de París izó una gran bandera roja… pero ya los guardias habían disparado.
-La bandera roja se convierte en emblema del pueblo oprimido.

Banderas rojas:
-Rusia soviética la adoptó en 1918.
En ruso, krasnoï es rojo, y también bello.
La Plaza Roja es también la plaza bella.

-China comunista la adoptó en 1949.
Para los chinos, el rojo es color de buena suerte. Lo emplean mucho en decoración.
Por tradición, el dinero en las sociedades chinas se ofrece en paquetes rojos.

Adivinanza:
¿Por qué viste de rojo Caperucita?
a) Para que sus padres no la pierdan de vista.
b) Porque la historia ocurre el día de Pentecostés y en la fiesta del Espíritu Santo y el color litúrgico es el rojo.
c) Porque, según los psicoanalistas, la niña estaba citada con el lobo y seguro correría sangre.
d) Porque ella, vestida de rojo, lleva pan blanco a una abuela vestida de negro. (Los tres colores de la época.)
e) Porque la versión más antigua del cuento se remonta al año 1000 y en esa época el rojo era un color infantil

En la Antigüedad se establecieron tres tonos: el blanco simbolizando lo incoloro; el negro representante de lo sucio; y el rojo, el único digno de llamarse: color.

Costumbres:
“Para aliviarte la fiebre, ponte estos calcetines rojos”,
me dijo mi vecina catalana.
“Gracias”, le contesté amarrada del cogote con el pañuelo de seda rojo que me dio la noche anterior.
“Y no te los quites hasta que sudes mucho, así curaba a mis hijos cuando eran pequeños”.

Su tío, cuando quería ir de pesca, no debía tropezar con una pelirroja porque entonces el viaje sería en vano. Tampoco debía ver a ningún barbirrojo

Tradiciones:
-Color de vida y lozanía: conviene tener alguna planta roja.
Recomiendo la Nochebuena… Planta que solemos adquirir por las Navidades.
-Dicen que los coches rojos sufren menos accidentes.
(Por si las moscas, el mío… ;-)

Expresiones:
-Números rojos. (Así los tengo a fin de quincena.)
-No te enojes, se te ponen los ojos rojos
-¡Hey! ¡No te pases ese rojooooo!
-Lo vi todo rojo sangre.
-Estás colorado como un tomate.
-Eso está al rojo vivo.
-No te pongas rojo
-Rojo = peligro.

Color de lo prohibido:
Juan cuenta, en un pasaje del Apocalipsis, cómo la gran prostituta de Babilonia cabalgaba, vestida de rojo, encima de una bestia…
A las prostitutas les obligaban vestir una prenda roja para identificarlas por la calle.
Y se debía colgar una lámpara roja en la entrada de los burdeles.

Sin embargo:
Hasta el siglo XIX
, los vestidos de novia de las campesinas francesas eran rojos. Porque, claro, un vestido bonito necesariamente tenía que ser de ese color.

Y más:
Semáforos rojos, teléfono rojo, la alerta roja, la tarjeta roja, la Cruz Roja...

También es color erótico:
Labios o uñas rojos, zapatos, vestidos, ropa interior… sugerentes.

Y es caliente:
¿Un refrigerador rojo te daría la impresión de que se calienta?
A mí, sí...
¿Acaso alguien tiene una computadora o laptop rojas
?

Les deseo unas buenas vacaciones...
si conducen, hagan el favor de detenerse cuando vean un rojo.
Ilustración: Mark Rothko
Seagram Mural. Untitled, 1958

lunes, marzo 26, 2007

Ajo

Costumbres:
Es@ niñ@ tiene sarampión y se siente mal, mal, mal…
He aquí un remedio para callar sus lamentaciones: te llenas la boca con ajos, los mascas y le echas el aliento en la cara.
(Sólo que hazlo modestamente, ya que puedes dejarl@ sin respiración y sería un desenlace fatal.)
Lo hacían en el interior de Marruecos, según el tío aventurero de mi vecina catalana.

Ella me regaló un collar con siete dientes de ajo que “Los cosecharon en la víspera de san Juan, llévalos encima durante una semana que te curarán esas lombrices que tienes”, me dijo.

Los antiguos egipcios lo divinizaron.
En la Edad Media utilizaban los ajos para curar las enfermedades bacterianas.
En la Segunda Guerra Mundial lo emplearon como antiséptico para desinfectar heridas.
Actualmente se cultiva y consume en todo el mundo. Y la industria farmacéutica lo usa para elaborar recetas.

El “Allium sativum” es rico en azufre, calcio, fósforo, hierro, sodio, potasio, vitamina A, B, C y Nicotinamina.

Creencias:
En Grecia, las mujeres que honraban a Ceres consumían ajos para conservarse castas durante el periodo de veda sexual sin embargo, existe la creencia de que es un alimento afrodisíaco.

Alerta:
¡Cuidado! A los que nos gusta el ajo…
No tengamos
una cita importante si lo hemos comido, ya que produce gases igual que los frijoles y las habas.
(Además, no podrás disimular el aliento.)

Secreto:
Cuando era niña uno de mis miedos era a los vampiros que chupaban la sangre a las vírgenes y bonitas, claro. Así que tenía una ristra de ajos que colgué en el quicio de la ventana de mi cuarto…
(Por si el vampiro quería entrar en forma de murciélago.)

Ahora creo que un pescado a la plancha no sabe igual si no lleva ajo…
No sé donde leí que comerlos agudiza el ingenio, nos hace caut@s y su sola presencia mejora las cosas… además de que evita los infartos.

Y de entrada:
¿Qué tal unos camarones al ajillo?, acompañando una chela fría en un domingo de sol…
¡Buen provecho!

domingo, marzo 25, 2007

Casa

A los amigos virtuales que me visitan, a los anónimos, a los que dejan nombre, a todos... y también a los que en el último post de "Azul" me dejaron comentario:
Letrada, Dull, Mafalda, Kix, Alba, Zack, W, Lorena, Kekox, Eleonaí, George, Angeek, Iggy, Asmodeus, Erosgod1.
Muchas gracias.

Nos cambiamos de casa... :-)
por eso no he podido postear ni dejar comentarios, pero aquí
les dejo un abrazo y prontito estaré de vuelta.

Juana Gallo

martes, marzo 13, 2007

Azul

Color dócil, disciplinado, que tímidamente se confunde con el paisaje y no llama la atención.

No hay azules en las grutas paleolíticas ni en el Neolítico, donde se muestran los primeros tintes. En la Antigüedad no lo consideraban un color. Con excepción del Egipto faraónico, donde afirmaban que daba buena fortuna.

Encontramos azul en “Los frescos de Bonampak” (siglo VIII). Las pinturas más completas y extraordinarias de los mayas.

Supersticioso:
Color preferido para hacer talismanes. Dicen los expertos que aporta tranquilidad y sosiego.
El berilo, la turquesa, el zafiro y el topacio poseen irisaciones azuladas.

Costumbres:
Mi vecina catalana me decía que cuando su abuela se embarazó por primera vez, su madre le forró con cintas azules el moisés del futuro bebé para que saliera varón: “un hereu”…

Tradiciones:
Corría 1850 cuando Levy Strauss inventó el pantalón para el trabajador, hecho con gruesa tela teñida de índigo: el blue jean o pantalón de mezclilla.
En 1930 se convirtió en la ropa ideal para los descansos.
En la década de los sesenta, simbolizó rebeldía, aunque sólo por breve período de tiempo, ya que el azul no puede ser rebelde (como el rojo).

Hoy: personas caminando por la calle forman una masa uniforme y… azul.

La ONU, la UNESCO, el Consejo de Europa, la Unión Europea, llevan azul en sus emblemas.
En política, la derecha se lo ha apropiado.

¿Tu color favorito es el azul?
Podría decirte que tiendes a ser conservador y te cuesta revelar tus emociones.

El azul ha estado, además de la política, en el romanticismo y en el modernismo:
“Las cuitas de Werther” puso de moda entre los jóvenes vestir de azul, como el personaje.
“Azul…”, de Rubén Darío.

Expresiones coloquiales para Azul:
Alemania: borracho.
Gran Bretaña: “blue movie”, película pornográfica.
Japón: joven.
En USA, para describir comedia porno: “to work blue”.
En los países anglosajones se asocia al azul con la tristeza y la melancolía.
Tristeza y melancolía encontramos en la música: los blues

Cuando pienso en azul viene a mi mente:
Mi mar turquesa caribeño. El cielo. La mezclilla. La Costa Azul.
Ciertas noches. El recuerdo de unos ojos…

viernes, marzo 09, 2007

Amarillo

El amarillo es el color de la luz.
Es también uno de los colores primarios.

Se ha relacionado al amarillo con el sensacionalismo en prensa y con las páginas amarillas de los directorios telefónicos...

Y, ¿quién no conoce la canción de los Beatles: “We all live in a yellow submarine, yellow submarine, yellow submarine…”?

En 1920, un señor en New York descubrió que el amarillo es el color más visible en la distancia y así pintó su taxi. La mayoría de los taxistas prefieren ese color para su transporte.
¡Taxiiiiiiiii!

La gente del teatro nunca viste de amarillo. No quieren acabar como Moliere que mientras representaba “El enfermo imaginariomurió¡vestía de amarillo!

He aquí dos hechos distintos:

1.- En el mundo antiguo el dorado representaba el rostro de la divinidad y simbolizaba el calor, la luz, el brillo, el oro.
2.- En la Edad Media enarbolaban una bandera amarilla en los lugares infestados de epidemia. Razón que convirtió en odioso a este color y lo rodeó de espanto.

Refrán:

Siendo yo una chiquilla de diez años, escuché a mi tía decir:
“Quien de amarillo se viste a su hermosura se atiene”
Todavía no lo entiendo… ¿alguien me lo podría explicar?

Tradiciones:

A mi vecina catalana le gustaban los amarillos y sus derivados, la llenaban de alegría. Cuando la miraba llegar enfundada en ropas doradas, intuía que la conversación iba a estar salpicada de chispazos y carcajadas.
Para ella, nada de melancólico y depresivo el amarillo, como afirman algunos expertos en colores.
Decía mi vecina que es un color caliente. Que ver un pájaro amarillo durante el día trae suerte en amores…
Y agregaba que ese color está desvirtuado por culpa de Judas Iscariote que vestía de amarillo cuando traicionó a Jesús.

El tío aventurero de mi vecina, llegó de alguno de sus viajes (en la década los setenta) y con brochas gordas pintó la cocina de amarillo… y el baño. Decía que era la moda allá donde anduvo…

Yo asocio al amarillo con las hojas muertas y el otoño. Con la infamia, la desconfianza y las fotos que palidecen. Con los girasoles… También, el amarillo me lleva a imaginar una inteligencia brillante.

Y… ¡UN SOL!