jueves, agosto 03, 2006

Ya estamos...

De nuevo vienes… con otro nombre

Te llamas Chris, como la vecina. Como la chica amable que saluda al encontrarme… Esa que vino del norte, pero que es cálida… le atrajo el calorcito y la humedad de esta zona, como a ti. Es una seductora y simpática, cómplice de mis andanzas. No hace ruido y deja, a veces, traspasar desde su ventana, una música suave.
De viento.

Vienes del sur, lo sabemos. Allí naces, allí te vas alimentando hasta que echas a volar… te tropiezas y reanudas el vuelo corajuda y enjundiosa. Y realizas cabriolas caprichosas. Y te llevas lo que encuentras, no te importa. Egoísta, traviesa, desastrosa… no te mides. Bailas salsas y merengues y ritmos tropicales como ninguna. Te meneas, sacudes cabelleras. Imparable. Incansable.
Agotas.

Tu madre te pare. Fruto del calor y del frío, del Sol y la Luna, de las mareas, las estaciones. De Helios y Selene y descendiente de todas las constelaciones. Niño o Niña… Creces. Y vas creciendo. Aumentas en grosor y estatura. Te alimentas, te vuelves caníbal y también vegetariana y sangrienta y sedienta. Devoras. Demandas, arrasas. No importa lo que ingieras…
Bulímica, lo vomitas donde sea.

Te conozco. Cuando creces, tu soberbia no tiene límites. No hay poder humano que te destruya. Nadie ni nada puede contigo. Te dejamos. Te observamos… precavidos.
Agua, pan, latas, atún, frijoles, paté, aceitunas. Lámparas, pilas, velas, cerillos. Protegemos las ventanas. Quitamos los adornos. Llenamos las despensas, el botiquín, por si acaso…
No pasaras de largo.

2006 Coro

5 comentarios:

b.abel, el de la biblioteca dijo...

Hola, Coro. Hermoso texto, como todos los que vas publicando. Pero el tema que has escogido... ay, ay, ay. Envidio esa capacidad tuya para descubrir buenas ondas incluyo en tormentas tropicales y huracanes. ¡Fuchi! ¡Cruz, Cruz! ¿Qué tal unas bucólicas aldeas suizas, aunque allí no bailen rumba?

eleonai dijo...

Hola Coro:

La Tormenta Tropical. El Huracán. Isidoro. Willma.

Más vale estar prevenidos. La furia de la naturaleza es inmensa. Lo he visto varias veces, con otros nombres, en la costa del Gofo de México.

Cuídate

Angeek dijo...

Oh! yo igual lo conozco, muy bien. Estamos en las mismas. Pero creo que Chris pasa de largo.
¡Saludos!

Avelina dijo...

De entrada supe que eras tù, vulnerable a las sorpresas, incisiva en tus deseos, carnìvora de corazòn, Tù Coro de estrellas con voces de Divas y manos de mariposa.
Un abrazo

Alb@ dijo...

Una manera muy poética de describir los fenómenos naturales...aunque pensándolo bien, me gusta la lluvia, la humedad, lo verde, las nubes...¿será por mi orígen costeño?