martes, febrero 26, 2013

Bruma


Querido, 
al escribir estas líneas acaricio tu recuerdo.

El pueblo está lleno de agitación y de bullicio. A veces, sentada en una banca de la plaza, contemplo a los hombres que pasan, buscando tu figura: inútil, ninguno eres tú.

Por las noches, cuando miro las estrellas, algo de tus ojos oscuros y profundos se refleja en el cielo. Y te siento cerca, y estás tan lejos.

En este lugar del que te escribo, me envuelve una bruma espesa y ardiente…
Y desearía verte pronto.

Imagen tomada de Google.

No hay comentarios: