sábado, febrero 23, 2013

Calor

Querido, tus manos.
Imagino que tocas el piano...


En este momento escucho “el Concerto Italiano de Bach” y son tus manos jugando con las teclas. Tus dedos para allá y para acá, suaves, violentos, como susurrando emocionados la melodía, pacíficos, un poco temblorosos y seguros a la vez. Elegantes. Tristes. 
  
Tus dedos se pasean por el teclado. Saben que conocer e interpretar a Bach los hace superiores, únicos... los más bellos que pueda imaginar.

¿Qué tal el calor, las vacaciones? ¿Playa del Carmen? Escribir en los cafés de la Quinta. El mar. ¿Cómo estás?
Me iré unos días fuera, no sé todavía adónde...
Estoy trabajando en La guía que he de entregar a finales de septiembre, ¿te lo había dicho? El típico libro por encargo.

Vigila los rayos del sol, bebe muchos líquidos y, por favor, cuida esas manos.
Un beso 

Imagen tomada de Mis imágenes de Google

No hay comentarios: