viernes, junio 02, 2006

Olvido

Ha transcurrido el tiempo suficiente para que no recuerdes. El olvido ha llegado. Una mañana te despiertas y ya lo tienes contigo. Allí está el olvido. En cada línea de tu mano, que vuelve a ser tuya por completo. El olvido está en cada cabello, en cada mirada en el espejo. Allí está el olvido. Ya no sueñas con historias inconclusas. Se ha resuelto el final. Nada importa de esa época, nada duele. No sientes, no deseas. Indiferencia. El olvido es indiferencia. Da lo mismo. Allí está.

Algunas definiciones del DRAE
Olvidar: // Dejar de tener en la memoria lo que se tenía o debía de tener. // Dejar de tener en el afecto o afición a alguien o algo. // Hacer perder la memoria de algo. (...)

Según Freud, el olvido opera como mecanismo de defensa. Hace lagunas en la memoria de situaciones no placenteras.

He recibido (de un editor) cheques; sin firma uno, y otro, sin saldo en la cuenta. Seguro se olvidó...

¿Cuántas veces hemos confundido (olvidado) el lugar, la hora, el día de la cita? ¿Será porque no queremos acudir?

Aforismos:

Cuando era joven leía, casi siempre, para aprender; ahora leo, por lo regular, para olvidar.
Giovanni Papini

El placer que acompaña al trabajo pone en olvido la fatiga.
Horacio

Olvido es señal de menosprecio, y por lo tanto causa enojo.
Aristóteles

Es tan corto el amor y tan largo el olvido...
Neruda

La cuestión en la vida no es saber mucho, sino olvidarse de poco.
Homero Expósito

Se ama sin razón y se olvida sin motivo.
Alfonso Karr

Yo nunca olvido una cara, pero en su caso haré una excepción.
Groucho Marx

P.D. No olviden dejar su comentario, muchas gracias.

Coro

9 comentarios:

b.abel, el de la biblioteca dijo...

¡Muy buen texto y deliciosa PD! El olvido, el olvido... Olvidarse también es negarse a volver, y en sentido contrario, toda vuelta es una derrota del olvido, o de sus coartadas. Hay, asimismo, regresos desde el olvido, y vueltas que llevan a él.

Felicidades por los temas que desarrollas y por la forma en que lo haces.

TKM

Eleonaí dijo...

Hola Coro:

Para no olvidar, vuelvo y te leo. Volveré, para leerte. No quiero olvidar...

Anónimo dijo...

¿Te has olvidado del blog, Coro? Muchos esperamos que no.

kramxav dijo...

Coro escribe, aguardo ansioso. Si me permites me atrevo a intuir una relación amorosa dura, de entrega en un solo sentido...escribe del egoismo.

Juana Gallo dijo...

Regreso.
Gracias b.abel... las vueltas que da el olvido...
No olvides, por favor, Eleonaí, vuelve...
No me he olvidado, ya lo ves, usuario anónimo.
Y, estoy preparando algo... ya vendrá el egoísmo. Gracias por aguardar Kramxav.
Volveré...

Tzaviere dijo...

Si me perdonas el abuso, aporto aquí dos escritos míos sobre el tema: "El Olvido" y "Un olvidado" de mi libro... ¿cómo se llamaba?

EL OLVIDO

Eterno como todo dios,
el olvido lame los retratos de los héroes,
pinta de ceniza la belleza,
besa las lápidas marchitas,
clava un dedo en las mortales sienes.
El olvido engaña a los extraviados:
es él —y no el viento— quien sopla en los desiertos.
El olvido tiene su propia catedral, la nada,
y puede tomar la forma de un cabello de mujer
especialmente rubio,
o el tacto carmesí de la sangre en un pañuelo impecable.
El olvido, al principio, tuvo un nombre.
Pero ya nadie lo recuerda.

UN OLVIDADO

Como pájaros estrujados por un ciclón
quedan los recuerdos.
Nadie envía cartas con postales de azules países,
en la hora mordiente que se encienden rostros
en el brasero del pecho.
La patria
duerme al otro lado del exilio;
el amor, al otro lado del amor.
Nada tengo que objetar a este metro impecable
donde los suicidas se arrojan con su traje predilecto
y un boleto sin retorno. Nada
a la multitud de hojas secas que inauguran la oquedad.
Ya la torre languidece en su soledad perfecta,
y las sombras de las catedrales me oprimen
en la fría vastedad de las plazas.

Juana Gallo dijo...

Tzaviere: tus poemas son muy lindos, gracias. Me han gustado mucho, los he sentido... y disfrutado.
Tu libro "¿cómo se llamaba?" ... ¿es su título? Felicidades.

Tzaviere dijo...

Ambos pertenecen a «Abisal». Qué alegría que hayan sido oportunos como comentarios en tu entrada. Gracias a ti.

pepe dijo...

El olvido... el olvido no es más que una palabra que expresa el no poder recordar algo. La causa, el motivo o la razón de esta no es más que una supuesta excusa que se trata de encontrar y usar. El cerebro humano es muy complejo y trabaja con muchos asuntos todos los días como para recordar cada detalle que vive, y por desgracia sean importantes o no son opacados por otros pensamientos que se tienen en el momento.