domingo, junio 15, 2014

Jerga de rufianes

Si resulta difícil de entender la escritura, ha de ser que es muy profunda… y eso da más autoridad al intelectual, escritor o expositor.
Aquí tienen un ejemplo que tomé prestado del libro Filosofía para bufones.
“Un filósofo dicta un texto a su secretaria y, cuando termina, le consulta:
-¿Le parece a usted que queda bastante claro?
Ante la respuesta afirmativa de la secretaria, el profesor responde:
-Entonces oscurezcámoslo un poco más.”
Jerga de rufianes, así nombró Walter Benjamín a ciertos filósofos que complicaban las explicaciones.
Imagen tomada de Google.

2 comentarios:

Veronica Cruz dijo...

Muy buena frase!
Hola, soy Vero :) una de sus alumnas de hace 4 años, no tuve la oportunidad de decirle en clase cuanto me gusto su libro bigote prieto!
Es una historia increíble, que hace volar mi imaginación, siempre que puedo la leo, tanto que hasta el libro está marcado de las paginas jajaja
Espero se encuentre bien :)
-Saludos y felices fiestas!

Coro Perales dijo...

Veronica, hola:
Me da mucho gusto tu comentario. Lo he leído hoy (octubre 25).
De veras que es muy grato saber que me recuerdas y que lees mi libro!!!
Dentro de pocas semanas saldrá otro libro mío: "El abuelo y otros relatos de colores".
Cómo te va? Dónde andas?
Gracias por tu amabilidad, en serio me dio mucho gusto.
Tienes alguna página o blog o face donde pueda seguirte?
Un abrazo con cariño,
Coro