sábado, agosto 29, 2009

Amanecer y felicidades

Últimamente vuestra menda no tiene tiempo más que para atender el trabajo que le da el sustento diario...

Recibí un email de Marichuy (Melange). Ella, conociendo a mis gatos gracias a los textos que escribo en este espacio, me envió un artículo: Lenguaje felino de Vilma Fuentes, publicado en La Jornada el 26 de agosto. Me encantó el artículo de Fuentes… y el detalle de Marichuy. Muchas gracias por acordarte de mi familia gatuna (ell@s te dicen: ¡Miau!).

Ya no me acuerdo casi ni cómo me llamo. Comencé a trabajar en un colegio y tengo más de cien alumnos. Soy miss de español... en secundaria.
No he tenido tiempo de nada... y cuando de pronto dispongo de un momento libre, algo de la casa me distrae: que si Lenin llegó con la oreja herida, tiene un absceso y hay que llevarlo a la veterinaria (y aprovechamos para castrarlo, ¡a mi machorrín!); que si a Katum lo rechazó su madre, y es la causa de su comportamiento tímido (necesita un psicólogo); que si la Micha está muy gorda, parece que un día vaya a explotar (debemos ponerla a dieta ¡con un nutriólogo para gatos!)... Y yo no puedo descuidar a mi compañero, por supuesto, y a mis vecinas y a... a… a... a u x i l i o ! ! !

Me levanto de la cama a las cinco y media de la mañana: ¡alegre, con energía!, mirando al amanecer y cantando Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así.
Y cantando bajito voy, mientras la Micha se enreda entre mis piernas haciendo tambalear mis pasos sigilosos que no despiertan a mi compañero cuando me dirijo, por la todavía oscuridad del pasillo, a la cocina donde me preparo un té de frutas silvestres con una cucharada de miel de abeja y unas gotitas de limón… Y que al beberlo pienso con optimismo en el día que me espera… ya que: Aprovecharlo o que pase de largo depende sólo (¿en parte?) de mí.

Ya que expliqué mis actividades y el porqué de mi ausencia en la blogosfera… prometo que pronto (nomás que me habitúe al nuevo ritmo de mis días) escribiré con más frecuencia y leeré y dejaré comentarios como antaño. ¡Palabra de honor!
Un besote y abrazos.

El trabajo nos hace libres
El trabajo dignifica
El trabajo es un bien preciado
El trabajo es un regalo de los dioses…
¡Agh!…
Lo que me gusta del trabajo son los días de descanso: Puentes, festivos, sábados, domingos y ¡vacaciones!

¿Tú qué opinas? ¿Para ti el trabajo es amor?

Ps
¡Felicidades!, a mi compañero, es su cumple…

15 comentarios:

marichuy dijo...

Querida Coro

Pobre de ti, te comprendo y te considero. Yo fui "Miss de Ciencias Sociales" en un colegio de "niñas bien"... y de monjas, para acabarla. Tenía 19 años y estaba en tercer semestre de la Carrera y esas mocosas (las de tercer año casi eran de mi edad, tenía alumnas de 16 años) eran más largas que la cuaresma, como decía mi abuelita. Uff

Besos

Alb@ dijo...

El trabajo es eso: una manera de obtener recursos económicos; hay quien lo disfruta pues labora en lo que le gusta y hay quien lo sufre pues aborrece la actividad que desempeña.

Yo...amo el mio, jejejeje, y soy la miss de valores ante 500 pubertos.

Abrazos a tus gatos, felicidades a tu compañero y un graaan abrazo para ti.

nykaa dijo...

Hay gente que vive para trabajar cuando en verdad hay que trabajar para vivir...yo creo que hay que tener un trabajo que te guste, apasione y te realice como persona, pero porque si obligadamente tenemos que trabajar ocho horas para poder comer, que esas 8horas sean en un sitio agradable y haciendo cosas que te plazcan,¿no cree?
y...para eso hay que estudiar...xd
Saludos

Nayuribe dijo...

Pues muchas felicidades a él...
Y en cuanto al trabajo... depende del trabajo... yo cuando trabajo lo hago en teatro o en locución y amo ambas cosas... nunca he tenido un trabajo de oficina, o de horarios tan rígidos... así q no sé como será... pero con la U sí me pasa que los festivos y los feriados son lo mejor jeje
besos

Danthe dijo...

No es para tanto, todo trabajo es bueno si le encuentras el sentido de servicio, Ys eres miss? disculpa que pregunte pero que edad tienes?
Echale ganas ya te iras acostumbrando a tu nuevo horario, un beso.

Danthe.

no comments dijo...

El trabajo condena y esclaviza, hay que trabajar justo lo necesario para vivir. Lo demás debe ser tiempo libre para ti.

Un saludo indio

Eleonaí dijo...

Me uno a la felicitación. Que estén pasandola muy bien.

El trabajo es como una pasión, alguien me lo dijo alguna vez. Es cierto.

Doctor Gurma dijo...

Hay que disfrutar delos quehaceres, no obstante quedan muchas cosas por hacer cuando se nos "carga el trabajo". Hay que despejarse, no limitarse a una parte de nuestros quehaceres, puesto que tienden a absorbernos. Pero indudablemente termino disfrutando todo lo que hago, es decir que nunca trabajo. Todo lo que hago no me representa trabajo, aunuq een muchas ocasiones si un esfuerzo impensable.

A pasarla de luxe con cada coxa. Salud y vida para la comunidad felino-humano-literaria de por allá!

el compañero de Coro dijo...

Un beso para Coro, mi dicha quizá inmerecida, y muchas gracias a todos.

Saludos.

Mariano Lozano dijo...

Pues sí, el trabajo es para trabajar y si encima te gusta, pues esa suerte que tienes. El peligro es que si te gusta demasiado, caes en vivir para trabajar, lo cual tampoco es bueno para vivir. Me explico? :-D

Tampoco hay que tomar el blog como un trabajo más, si además se disfruta escribiendo, pues mejor aún.

Saludos expatriados desde el 20minutos,
lablogoteca.20minutos.es/mi-cienaga-1821

Deprisa dijo...

Opino exactamente igual, lo único bueno del trabajo son los puentes, los festivos y los fines de semana y por supuesto las vacaciones jejeje.

Por lo demás...ya podría crecer el dinero de los árboles y quedarnos en casita.

Un saludo.

dull dijo...

Para mi el trabajo es eso, trabajo.
Le pones amor y empeño si el trabajo que realizas te gusta y te convence.
Si es asi, al final te da muchas satisfacciónes.

Saludos paisana!

Iván López dijo...

El trabajo nos hace libres es una sentencia que le sgustaba muchoa los nazis para engañar a sus prisioneros...

vivir para trabajar o trabajar para vivir?

Mariano Zurdo dijo...

Pues sí, para mí el trabajo es amor. Estoy cumpliendo uno de mis grandes sueños y de momento malvivo como escritor y editor. Malvivo económicamente, porque emocionalmente es una gozada.
un abrazo zurdo.

Fernando dijo...

El trabajo sólo es amor para quien ama aquello en lo que trabaja.
Para mí es sólo un medio para salir adelante con mi familia; por lo demás, me viene muy bien para poder trabajar en otras cosas.
Un abrazo.