viernes, mayo 29, 2009

Suavecito


La Micha maúlla suavecito y Katum y Lenin ¡Zaz! ¡Zaz!, acuden deprisa a su lado.
-¿Miau? –le preguntan.
Pide comida para el clan y deja que sus retoños (ya más altos que ella) se satisfagan primero. Sin embargo, la Micha es la jefa.

También es una gordita tranquila, o más bien parece un tanque comparándola con los flacos y musculosos de sus hijos…

Pareciera que lo tiene todo controlado. Duerme casi todo el día: despaturrada, tranquila y a sus anchas.

Suele echarse a mis pies, y de cuando en cuando me mira fijo...

20 comentarios:

Eleonai dijo...

Hay vidas envidiables. La de la Micha es una de esas.

Felíz fin de semana. Playero.

marichuy dijo...

Querida Coro

Elonai tiene razón, la Micha es afortunada... por tenerte a ti y a los demás mininos. Siempre he "envidiado", je, a los gatos por ser tan independientes y consentidos.

Un abrazo fuerte y gracias por tus palabras

Alb@ dijo...

La Micha se deja querer...mmm, que rica vida.

Abrazos desde la frontera.

Coro dijo...

Eleonaí:

Ay sí, llevan una vida de lujo estos gatitos.

Me encantó eso de "Hay vidas enviadiables"...

Te mando un abrazo. Gracias por tu visita y comentario.

Coro dijo...

Marichuy, querida:

Yo envidio a la Micha, en serio, y a sus hijitos... a veces me dan ganas de jugar y dormir como ellos.
Gracias por cometar y visitarme, es un honor.

Abrazos cálidos del Caribe

Coro dijo...

Queridísima Paisana Alba:

¡Es un gustazo cuando sé de ti!
Bienvenida siempre.

Te mando abrazos hasta Reynosa de mis añoranzas.

Gracias por tus comentarios.

Doctor Gurma dijo...

Admirada y querida Coro: De por si disfruto con tus post. En este caso el gusto es doble. siempre enigmáticos, independientes, juguetones y mimosos, los felinos (Especialmente los tigres y los gatos) me apasionan. Atenderlos es un privilegio, convivir con ellos, un recordatorio que la vida necesita intensidad, diversión y apapacho.
Saludos!

no comments dijo...

Que gata tan linda! Quién fuera uno de ellos...

Coro dijo...

Doctor Gurma:

Me alegra muchísimo que disfrutes de mis post, me halaga y es un honor... doble.

Y confirmo lo que dices de los felinos (en mi caso de los gatos). Desde que llegaron a esta casa, trajeron buen rollo, llegaron los juegos... observarlos es una verdadera delicia, son seductores, suaves, ligeros, y muchas cosas más que seguiría enumerando y no terminaría en toda la mañana.

Pasar la mano por esa brriga de la Micha, tocar su piel suave; acariciarle el cuello y sentir su ronroneo...

Un miau y un abrazo desde Cancún, gracias por tu comentario y aquí eres siempre bienvenido.

Coro dijo...

No comments:

Linda, lindísima...

Gracias por comentar.

chilangoleon dijo...

gracias=por=aumentar=mi=rating=espurio=
que=cancun=se=levante=pronto=del=huracan=
H1N1

Borja F. Caamaño dijo...

Siempre me ha intimidado un poco sentir la mirada de un gato sobre mí, cuando te observan expectantes, y puede que haber recordado hace poco tras ver un capítulo de House que esos dulces animalitos mantienen su cerebro permanentemente en estado alfa (el de la supuesta percepción extrasensorial) potencia dicha sensación en mí.

Un fuerte abrazo desde el Otro Lado

Coro dijo...

Chilangoleón:

Ídem a ti por aumentar el mío :)

Y vénganse tod@s (lector@s)a Cancún así lo levantamos más temprano... de lo que se espera, que este "huracán" ha sido el más poderoso de todos.

Un abrazo cancunense (no importando lo espurio que pueda ser)

Coro dijo...

Borja:

¡Qué interesante! Voy a investigar sobre eso de que tienen su cerebro permanentemente en estado alfa...

Algo he percibido en ocasiones. Uno de ellos, el negro (Katum) es como el más salvaje... sin embargo le gana el juego. Adora la pelotita...

Un abrazo desde Cancún para el Otro Lado.

Nayuribe dijo...

Qué chineada, dichosa que la concientes... ves además de bebé quisiera ser gato chineado, sería tan rico dormir toodo el día, jaja
besitos

Fernando dijo...

El maullar de Micha es como la escritura de tu blog... suavecita :)
Un abrazo cariñoso hasta allá.

Coro dijo...

Nayuribe:

Pues así como lo dices a mi me gustaría que me chinearan... (¿chinear es mimar?)

Sería delicioso dormir, pero sin pasarnos para que no nos aburramos. La clave está en tener cosas qué hacer al despertar... por ejemplo: ver una película, leer, comer, jugar, pasear...

Besos

Coro dijo...

Fernando:

Muchas gracias por comparar mis maullidos con la escritura de la Micha... ¡qué digo!, por mis escritos del blog con... bueno ¡eso!

Es una delicia para mí escucharla y observarla...

Lo mismo disfruto al venir al blog y leer los comentarios de mis lectores...

Abrazos hasta tu tierra.

vicenç dorsé dijo...

la barriguita, la barriguita....

Muuuuuuuuuuakssssssssss

Coro dijo...

Querido Vicens:

Cómo me has hecho reír y recordar... la barriguita de Chispita.
¡Qué tiempo aquél!

Bssssssssss