martes, diciembre 22, 2015

Felices fiestas y feliz 2016

¡Que en el 2016 abunde la salud, el dinero y el amor!
Con mis mejores deseos (supongo que de Nicolasa también), reciban un abrazo.
Les dejo esta reflexión acerca de los espejos, objetos misteriosos que me fascinan:
Cuando nos miramos en el espejo ya no somos los mismos que vemos, somos nosotros hace 10 nanosegundos. Viajando a 0,3 metros por nanosegundo, la luz tarda 5 nanosegundos en ir desde nuestro cuerpo al espejo y otros tantos en regresar. Así que cuando nos miramos, estamos viendo una versión más joven de nosotros.
Según las tradiciones, quien rompe un espejo tendrá siete años de mala suerte. Bueno, no lo creo, pero por si las dudas, cuidaré los espejos que hay en casa.

Dicen que hay que cubrir los espejos cuando hay tormenta. ¿Alguien sabe por qué?