martes, marzo 12, 2013

Volver


Si volviera atrás… a esos días en que reímos mucho y jugamos. Y no había nada más, ni gente, sólo las estrellas, a veces la luna llena. Y tú y yo, enamorados.

 … 2 de enero

¡Qué silenciosa que está!
Mándeme un mail; déjeme un mensaje con su voz en mi contestador telefónico; envíeme un pequeño texto a mi móvil. ¿O es que ha decidido usted, como las sirenas del cuento de Kafka, utilizar la más poderosa de sus armas?

Parecía que unos días sin vernos eran una eternidad.
… 3 de enero

¡Feliz año! Querido, a las sirenas de Kafka les interesaba el fulgor de los ojos de Ulises y atraparlo sólo un instante... y él, como muchos hombres, era un ladino.
Pero… me gusta su canto y más, observar sus silencios.
Lo llamo.
 
 
Ilustración tomada de Google Imágenes.