miércoles, julio 29, 2009

Greguerías

Iba a terminar la escuela y estaba planeando, con mis amigas, ir de excursión por Europa. Queríamos que nos rindiera al máximo el dinero disponible…
Mi abuelo, que escuchaba disimuladamente nuestros planes y cambios de ruta, afirmó:
-El viaje más barato es el del dedo sobre el mapa.
-Abuelito, la jirafa es un caballo alargado por la curiosidad –le dije y agregué-: Ven y danos tu opinión.
Él conocía bien el Viejo Continente y seguro nos aportaría ideas para nuestro itinerario. Pero no me explico por qué le pedí su parecer, si el abuelo esos días andaba como en otro mundo:
-¿Y si estuviésemos equivocados? ¿Y si la Tierra fuese la Luna y la Luna la Tierra? –nos preguntó.
-Abuelito, pero tú ya me has dicho que En la noche alegre la Luna es una pandereta, así que no puede ser la Tierra.

Una Greguería, según el Diccionario de la Real Academia Española: Agudeza, imagen en prosa que presenta una visión personal, sorprendente y a veces humorística, de algún aspecto de la realidad y que fue lanzada y así denominada por el escritor Ramón Gómez de la Serna.

Mis amigas y yo continuamos planeando nuestro viaje, mientras el viejo se iba refunfuñando:

-La M siempre se sentirá superior a la N… Nunca se sabe de dónde es una sardina… La sopa es el baño del apetito… Las gallinas son tartamudas… ¡Qué tragedia! Envejecían sus manos y no envejecían sus sortijas…

Ps. ¿Cuáles hubiesen sido los tres lugares que tú hubieras recomendado en este viaje? Ésos que no deben perderse al visitar Europa...

Ilustración tomada de Google Imágenes: La gran galaxia (1978) Rufino Tamayo.

domingo, julio 26, 2009

Perogrulladas

Ese día regresé de la escuela y estaba el abuelo en casa. Corriendo subí a mi cuarto, tiré la mochila sobre el escritorio y me cambié de ropa. Quería sacarme rápido lo que me estorbaba. Usábamos, con el uniforme escolar, zapatos cerrados de cintas que eran cómodos por lo suaves, pero muy molestos porque me daban calor y tenían mis pies aprisionados. Quería darme prisa para ir con el abuelito que ya estaba en la mesa de la cocina esperándome para comer. Y allí llegué dando traspiés.

-Para evitarte problemas has de sacarte primero los zapatos y después los calcetines. Y es que esto si lo sabes, lo sabes; y si no lo sabes, no lo sabes –me dijo el abuelo.
-Claro, abue, si estoy aquí, es porque antes estuve allá, ¿no?

Estaba estudiando las Perogrulladas y según el Diccionario de la Real Academia Española, el significado de Perogrullada es: "Una verdad o certeza que, por notoriamente sabida, es necedad o simpleza el decirla".

-Por eso los gatos que en lugar de hacer «Miau» hacen «Guau» son perros –me dijo el viejo mientras acariciaba la cabeza de mi mascota.
-Abuelito, ¿tú crees que si yo estoy contigo, tú estás conmigo? –le pregunté.
El viejo se quedó pensando un rato y soltó:
-Digan lo que digan, el pasado es anterior al presente.

Los invito a que dejen una Perogrullada… y si la dejan, es que la dejaron; y si no, es que no la dejaron. :)
Ilustración tomada de Google. Pablo Picasso.

miércoles, julio 22, 2009

Katum

Gato negro sensible, escurridizo, seductor y (hasta hoy) machorrín. En estos momentos se encuentra en la sala de operaciones… Si por mí fuera yo no le quitaría nada, pero es necesario por muchas razones... Habíamos estado posponiendo su castración por x motivos, pero ya llegó el día.

Katum es muy hábil para abrir las puertas corredizas de los mosquiteros del balcón y de la terraza. El departamento se llena de mosquitos cuando por las tardes abre y entran todos (Lenin, Micha, él y el mosquerío) y si no me he dado cuenta de que está abierto, me entero porque empiezan a picarme los condenados zancudos.
Durante la noche también abre, entra a casa y nos despierta maullando… la verdad, yo ni lo pelo, pero mi compañero sí… y supongo que es bastante molesto levantarte de la cama para sacar al gato y cerrar la puerta varias veces durante las horas que son para dormir sin interrupciones. Sí, tengo claro que existen las puertas para que los animales entren y salgan sin molestar a nadie y ya tuvimos una que no nos funcionó (ese es otro tema…).

Cuando Katum comenzó a entrar en la casa de la vecina por las noches… Imagínense que van al baño, o a la cocina a por un vaso de leche, y de pronto ven un gato negro que se les atraviesa por el camino. ¡Es el colmo! Pobre vecina…
Llamé al veterinario y me dijo que la solución era castrarlo ¡ya! Así que en estos momentos debe estar siendo intervenido…
Luego le tocará el turno a Lenin (hoy no había sitio para él. ¡Suertudo!)
Y el verano sigue su curso…

Ps. 5 horas más tarde: La operación fue un éxito y en estos momentos está grogui todavía por los efectos de la anestesia. Esta noche dormirá en casa…

martes, julio 21, 2009

Mamá

Acabo de terminar la novela Mamá y aquí les dejo este texto. Como pueden ver, mi escritorio está desordenado y tengo trabajo por hacer (ordenarlo). Pero también he de dar comida a los gatos, darme un chapuzón en la piscina, tomar un café con una amiga y… así va pasando el verano.

Joyce Carol Oates, nació en 1938, escritora norteamericana, candidata al Premio Nobel de Literatura, además catedrática de la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey.
He leído algunos de sus títulos y desde el primer libro de relatos que cayó a mis manos quedé atrapada con su prosa; fascinada con la fuerza narrativa de su novela La hija del sepulturero; o intrigada y sin parar de leer con ¿Qué fue de los Mulvaney?, dos de sus novelas que han hecho de Joyce Carol mi autora favorita.
Narra historias de personas simples norteamericanas, que aman y sufren y también gozan. La psicología de los personajes, muchas veces raya en la locura para de nuevo regresar en un instante a la lucidez donde siempre cabe la duda.

Mamá, es una novela narrada en primera persona, en la que Nikki -la hija menor de Gwen Eaton-, cuenta su historia. Es como si nos invitara a su búsqueda interna donde está presente el conflicto de la muerte; la relación con su hermana mayor, mandona, histérica, manipuladora; la casa familiar, que se debe vender para repartir la herencia; el pan recién horneado, que nos lleva a ese hogar donde en las reuniones familiares tenía gran importancia la comida; los amigos de la familia, tan recurrentes, tan importantes para ciertas aclaraciones; los recuerdos de la infancia, las fotos; esa búsqueda para encontrar no se sabe qué pero que está allí y se debe rescatar; y ese amor que parece resolverlo todo, entre otras situaciones.

He aquí el comienzo de la novela Mamá:
“la última vez
La última vez que ves a alguien y no sabes que será la última vez. Y todo lo que ahora sabes, ojalá lo hubieras sabido entonces… Pero no lo sabías, y ahora es demasiado tarde. Y te dices: «¿Cómo iba a saberlo? No podía saberlo».
Ésta es la historia de cómo echo en falta a mi madre. Algún día, de una forma única, será también tu historia.”

Estuve especialmente sensible en la lectura de esta novela. Mi madre falleció hace poco más de un año y hubo cosas que surgieron mientras iba leyendo. Tenía que hacer pausas y pensar en mi propia historia… Estuve saboreando y recreando en mi memoria la vida con mi madre. Y descubrí que fue un camino lleno de amor que con gusto volvería a transitar.
En resumidas cuentas, Oates es intimista, real, cruel y a la vez divertida… pero siempre con esa fuerza en las palabras que me hace esperar con ansias sus próximas letras.

Esta entrada está dedicada a http://diosesmuertos.blogspot.com/ por haberme otorgado el “Premio comprometidos y más 2009”. Muchas gracias, Dull, por tus palabras, es un honor. Cito:
“Yo no sé en qué esté comprometido mi blog, pero conozco unos cuantos que sí que están comprometidos con su causa y son coherentes consigo mismos. Mencionaré a 5 de ellos: Intermedio literario: Coro está comprometida con la buena lectura y el buen escribir. (…)”

Hasta la próxima, cuídense de las gripes… y si van a la playa, ¡usen bloqueador solar!

Ilustración: Mi escritorio desordenado.

jueves, julio 16, 2009

Existencialismo

La existencia precede a la esencia.
¿Estás de acuerdo con la afirmación? Eres existencialista.
¿No estás de acuerdo con la afirmación? Sigues existiendo, pero esencialmente no.

Algunas frases de Soren Kierkegaard:

  • Debo encontrar una verdad que sea verdad para mí.
  • La vida sólo puede ser comprendida hacia atrás, pero únicamente puede ser vivida hacia delante.
  • Vivir en el recuerdo es el modo de vida más perfecto que se pueda imaginar.

¿Podrían ser tuyas estas frases?

Ilustración: Søren Kierkegaard en el coffee-house, dibujo al óleo de Christian Olavius, 1843.
Fuente: Wikipedia.

martes, julio 14, 2009

Improvisando

No encontré al abuelo por ningún lado, así que los temas de música y matemáticas no serán los del día. Tal vez un poema al caer la tarde, cuando mire los rayos del sol tenues y sus luces mezclándose entre las ramas de los árboles y notar que a esa hora cambian los colores de las casas… Pero no ahora, que es de mañana, estoy desayunando y tengo a los gatos maullando y restregándose en mis piernas. :)

Quisiera ir al mar, meterme al agua salada, sentir el sol y escribir acerca de las conversaciones que se escuchan cuando estás allí tumbad@ en la arena. Es un pendiente que me gustaría hacer desde que leí el blog de Fernando: Territorio enemigo. Pero tampoco. No puedo ir al mar este día porque tengo cosas que hacer y deben ser resueltas hoy. ¡Ya! Uf…

Hoy es una fecha para recordar:
---Fiesta Nacional francesa.
---Cumpleaños de mi amiga Francesca Rosés.
¡Felicidades Piki!

Mejor les dejo con una frase de René Descartes que tanto le gustaba al abuelo:
Cogito ergo sum

Ilustración: La libertad guiando al pueblo. Eugene Delacroix, 1830.