viernes, mayo 25, 2007

Pásenle

¡La mesa ya está puesta!
¡Vamos a comeeeeeeeer!

Me encantaría ser crítica culinaria de un periódico o revista... :)

Lo he querido hacer desde hace tiempo: escribir sobre los lugares donde ingiero alimentos, donde me nutro... y disfruto, de sabores, olores. Mmmmmm.

Vivir en Cancún no permite desarrollar muchas actividades.
Suerte del blog, y de ustedes, lector@s, gracias.

L@s invito a participar con algún post, ocasional, semanal, mensual, o como gusten.
O, simplemente, con sus comentarios.

Continuaré con mi blog "Intermedio literario", con los colores, la vecina catalana y lo que vaya surgiendo...

A ver de dónde saco el tiempo... ya me las arreglaré.
El blog es:
http://desayunocomidaycena.blogspot.com/

¡Allí los espero!

martes, mayo 22, 2007

Verde

Evoca la naturaleza, lo limpio. Símbolo de la ecología, de limpieza: pasto verde, zonas verdes, basureros verdes, tarjetas verdes, partidos verdes
Lo queremos, nos gusta, es hermoso, es saludable, es…
¡Verde!

El más libre de los colores.
Libertad y él van de la mano.
(Lo adoro ;-)
Prohibido = rojo
Permitido = verde

¡Muy bello para ser verdad!
Desconfiemos
de él: le gustan las aguas turbias.
¡Hipócrita! ¡Desleal!
Ambivalente e inestable de naturaleza.
Representa la inmadurez y también el vigor (un@ joven inexpert@, un viejo rabo verde…)
Los tonos verdosos de las criaturas maléficas. Los espíritus en pena, los demonios. ¡Los marcianos!
Y ¡las hadas!

¿Podríamos calificarlo también de mágico?
Me atrevo, ya que:
Es el color del azar, de la fortuna, del juego. Del destino.
Desde el siglo XVI en los casinos de Venecia se echan las cartas sobre un tapete verde.
Hoy, en las casas de juego hay verde por todas partes.
¿Apostamos?

Verdes españoles:

Con la sombra en la cintura
ella sueña en su baranda,
verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.

Un día, mi vecina catalana me enseñó la joya de la familia.
“Mira, noia, la piedra de l’avia (abuela)”,
me dijo.
Era de mañana y los rayos del sol le daban a la presea. Me quedé hipnotizada mirando sus brillos, era una esmeralda fabulosa, de un verde que nunca más he visto.
“Cada vez que la joya es mostrada a un extraño, la casa se llena de paz y sosiego”,
agregó.
Y yo me sentí bien ;-)

Verde que te quiero verde.
Bajo la luna gitana,
las cosas la están mirando
y ella no puede mirarlas.

Navegando por la red me encontré que:
-si prefieres y disfrutas del color verde eres una persona encantadora y con determinación… sensible y te gusta ayudar a los demás.
-si enloqueces por el verde, puedes llegar a ser una persona despiadada y egoísta, tozuda y terca. De mente cerrada
¿Qué tal?

Expresiones:
Me sacas canas verdes.
Está verde el asunto.
¡Viejo rabo verde!
Más verde que un nopal.
Parió chayotes verdes.

¿Alguien sabe por qué la envidia es verde?

Las paredes de muchos hospitales, así como los uniformes de médic@s y enfermer@s, tienden a pasar del tradicional blanco al verde claro.
¿Cierto? Mafalda, Gatita…

¿Pero quién vendrá? ¿Y por dónde?
Ella sigue en su baranda,
verde carne, pelo verde,
soñando en la mar amarga.

Verdes que l@s quiero verdes
¡Hasta pronto! ¡Cuidemos lo verde!

--Fragmentos de “Romance sonámbulo”. Federico García Lorca.
--Ilustración: La encantadora de serpientes, 1907. Henri Rousseau.

miércoles, mayo 09, 2007

Actividades diversas

Sí, querid@s lector@s, actividades diversas y mucho trabajo me han tenido alejada del blog.
Ya l@s extraño y en cuanto me sea posible estaré de nuevo por aquí.

Mi vecina catalana me está reclamando atención.
¡Ah!, y los colores...

Saludos virtuales a tod@s