sábado, abril 14, 2007

Blanco

Nos habla de la vida y la muerte.
De nuestra inocencia perdida… y pureza.
De la Paz.

Según Wikipedia:
"El color de la luz solar no descompuesta en los colores de su espectro".
Nunca estamos content@s con él, siempre le exigimos más, más, más… máaaaaas blancura.

Oponiéndose el pacífico blanco al rojo guerrero: desde el siglo XIV enarbolamos banderas blancas para pedir la paz.
En política, con el voto en blanco manifestamos nuestro desagrado a todos los candidatos y partidos. Grrrrrr…

Asociamos el blanco con la ausencia, la falta:
Página en blanco.
Noche en blanco.
Cheque en blanco.

Espacio en blanco.
¿Acaso soy el blanco de tus burlas?

El big bang suele representarse con un estallido de luz blanca.
Igualmente a Dios, los ilustradores lo pintan como una luz con un resplandor muy blanco. A los ángeles, sus mensajeros, con sus alas de plumas blanquísimas.
Y los fantasmas… ¡Bhooo!

Los tenis –bambas- de mi vecina catalana siempre estaban impecables, inmaculados.
“¿Cómo haces para lograrlo?”, le pregunté.
Yo tenía unos iguales y nunca estuvieron sin manchas.
“Pues noia, los limpio cada día”, me respondió.
En otra ocasión me dijo:
“Para despertar el deseo del marido, mi abuela me aconsejó que toda la ropa de cama debía ser blanca”.
Juro que lo era…
cuando ella tendía al sol las sábanas, ondeaban de blancura deslumbrante.
Y agregaba que a los hombres les gusta el pijama de la mujer con encajes blancos.
¿Síiiii?
¡Al basurero mis camisetas viejas, desteñidas y medio raídas con las que duermo!

Me gustan los blancos de:
La
espuma del mar.
La
nieve de coco.
Los
jazmines, la flor del azahar.
El
arroz con leche.

¿Qué prefieres: un paisaje nevado o… las olas del mar?

Hasta la próxima pues…
Ya ¡me quedé en blanco!

lunes, abril 09, 2007

MEME

¡Hola!
Me invitó Mafalda, mi amiga virtual, al juego del MEME.
Se trata de transcribir la página 123 del libro que estés leyendo…

Yo invito a seguir el MEME a l@s distinguid@s:
Avelina
Eleonaí
Alba
Lorena

Seguro ustedes invitarán a cuatro y esos cuatro a otros cuatro y cuatro y cuatro y así…
¡Invadiremos la blogosfera de páginas ciento veintitrés!
¡Viva la lectura!

Gracias, Mafalda.

Justo en este momento leo:
El curioso incidente del perro a medianoche
Autor: Mark Haddon.
Editorial Salamandra.

"Entonces me pareció oír a Padre entrar por la puerta principal y di un salto y traté de ponerme de pie muy rápido y me golpeé la rodilla con la esquina de la mesa de centro y me dolió un montón, pero no fue más que uno de esa gente de la droga de la puerta de al lado que había dejado caer algo al suelo.
Entonces fui al piso de arriba, pero no investigué nada en mi propia habitación porque deduje que Padre no me ocultaría algo en mi propia habitación a menos que estuviera siendo muy astuto y haciendo eso que se llama Doble Farol, como en una verdadera novela policial, así que decidí mirar en mi propia habitación sólo si no conseguía encontrar el libro en ningún otro sitio.
Investigué en el baño, pero el único sitio donde mirar era en el armario del calentador de agua y ahí no había nada.
Lo que significaba que la única habitación que me quedaba era el dormitorio de Padre. No sabía si debía mirar allí, porque me había dicho antes que no anduviese toqueteando nada en su habitación. Pero si iba a ocultarme algo, el mejor sitio para ocultarlo sería su habitación.
Así que me dije que no toquetearía cosas en su habitación. Las movería y luego volvería a colocarlas. Y él nunca sabría que lo había hecho, o sea que no se enojaría.
Empecé por mirar debajo de la cama. Había 7 zapatos y un peine con un montón de pelos en él y un pedazo de tubo de cobre y una galleta de chocolate y una revista porno llamada Fiesta y una abeja muerta y una corbata con dibujos de Homer Simpson y una cuchara de madera, pero mi libro no estaba.
Entonces miré en los cajones a cada lado del tocador, pero sólo contenían aspirinas y cortaúñas y pilas e hilo dental y un tampón y pañuelos de papel y un diente falso de recambio en caso de que Padre perdiera el diente falso que llevaba para llenar el hueco que le dejó un diente cuando se cayó de la escalera cuando colocaba una casita para pájaros en el jardín, pero mi libro tampoco estaba allí.
123"

Pueden encontrar reseñas en:

Bueno, lo estoy disfrutando...

domingo, abril 08, 2007

Haiku


El sol en primavera.
Como recuerdo
el mar y mi sombrero.